ENTREVISTA | POR ARLLETE SOLANO

David Eisenberg fotógrafo y educador


El destacado fotógrafo canadiense David Eisenberg, de visita en Guadalajara, comparte con MILEN IO JALISCO algunas anécdotas de una larga trayectoria artística que lo ha llevado a conocer personalidades de proyección internacional


“La historia dice qué foto y qué palabra, nosotros no”

Después de su visita a Guadalajara Eisenberg viaja a Brasil a compartir algo de su experiencia con jóvenes
Después de su visita a Guadalajara Eisenberg viaja a Brasil a compartir algo de su experiencia con jóvenes (Enrique Vázquez)

Guadalajara

Famoso por extraer expresiones únicas, en el portafolio del canadiense David Eisenberg conviven fotografías de mandatarios como Fidel Castro, Felipe Calderón y Vicente Fox, con las figuras más sensuales de Playboy, los rostros de la farándula, el deporte, la música, el arte, riqueza mundial y algunos humildes trabajadores. Se asume “chilango de Toronto” que se sorprende al darse cuenta que tiene 42 años en el oficio, y 356 viajes en avión.

En su visita a Guadalajara como parte de su gira mundial impartiendo cursos platicó con MILENIO JALISCO antes de viajar a Brasil a convivir con jóvenes en Sao Paulo.

¿Cómo mantener una trayectoria sólida en un oficio de gran demanda creativa?

Mi suegra, Guadalupe Sierra, siempre me gritó “¡tú siempre estás en movimiento!, ¿Cuándo paras a caminar en el parque a observar la vida?”. Hoy más y más hago esto sin mi cámara porque mi cámara son mis ojos. No estoy buscando ahora captar sino absorber. Como esa pareja atrás, ella está con su mano está encima de él, después vemos la interacción y ahora él la está abrazando. Están bromeando, y yo siempre estoy viendo porque necesito transmitir la emoción en mis imágenes. La pose no sobrevive a la historia. La historia dice qué foto, qué palabra, nosotros no.

Dicen que frente a su cámara se rinden los más poderosos y que mujeres hermosas logran proyectar su potencial erótico...

Tengo relaciones largas en mi vida, mi esposa me ha aguantado 41 años dedicándome a lo que me dedico. El éxito finalmente es tener el apoyo el uno al otro, entender que en la fotografía, como en cualquier arte, hay años de grandes premios y años de pocos premios. Mi equipo tiene quince años conmigo y sólo quiero hacerlos ricos. La cámara es mi amante, la fotografía es mi amante, tengo profesionalmente 42 años y más o menos 15 años haciendo fotos serias. Pero siempre fue para disfrutar mujeres y tener algo de sexo. Hoy en día no hay sexo físico, pero sí hay mucho erotismo y pasión y todo es más bien show o teatro y disfruto las sesiones porque nadie posa, les pregunto sobre su vida, les hago preguntas. A Felipe Calderón le cuestioné “¿qué entendió de la vida de los mexicanos?” Y en ese instante saqué su retrato.

¿Tiene claro el momento en el que tomó la primera cámara?

Fue un martes, llegué a mi casa. Había una chava que me gustaba mucho y le dije que le podía tomar unas fotos en el parque. Y de mis papás tomé una botella de vino espumoso de Portugal muy barato. Tomamos fotos, disfrutamos más y dije: esto funciona muy bien, la cámara, tomar fotos y sigo haciendo lo mismo. Mi primer trabajo fue tomando fotos de bebés de diez semanas hasta un año, el clásico de la casa, después bodas, después estudios comerciales de tres mil metros, y revistas siempre. Tengo toda mi vida haciendo fotos para revistas, tengo 25 años de moda, por muchísimos años estuve en campañas internacionales con Armani y Valentino.

¿Alguna vez se ha preguntado de dónde proviene su talento?

Vengo de una línea de doscientos años de sastres por parte de la familia de mi mamá que estuvieron en España, después en Venecia, Polonia, y después en Canadá en 1906. Ese fue parte de mi ADN, me fascinan las telas y todo alrededor pues crecí en los talleres de mi abuelo. En mi familia paterna fuimos políticos y yo mismo fui también, siempre estuvimos en el poder pero no recibimos ni un centavo, mi abuelo fue el primer judío político en Canadá, sin dominar el inglés pero su prestigio y honestidad, lo llevó asentarse con los primeros ministros y yo fui su vocero.

¿Entonces la fotografía es su vocación?

No del todo, también soy educador, tengo una campaña con la marca Cannon que es seguida por 16 mil personas en la que doy conferencias. Pero lo más importante es educar, en internet tengo www.shootinglikearockstar.com que recibe 300 mil visitas al mes. Yo estoy aquí por Scavullo (Francesco) u otro gran fotógrafo Steichen (Edward), me enseñaron, su prestigio siendo profesional y su visión cultural.

¿Qué destacaría de toda esta experiencia artística y pedagógica?

Me ha llevado a asumir como reto personal cambiar el mundo usando la cultura, eso es lo más importante. Necesitamos enseñarle a los chavos que hay que trabajar duro y tener pasión cuidando al otro. Tú puedes ver familias que con una generación que reciba educación sale de la pobreza, ese es mi reto, en Latinoamérica siento que es importante tener ese enfoque. Ha fotografiado a actores, modelos, políticos, cantantes, futbolistas, gente de la calle, campesinos.

¿Con quiénes ha tenido más satisfacciones?

Con todos, la cosa es que cada uno tiene su historia, pero la gente con más sabiduría para mí son Alejandro Vaine, un campesino cubano y Don Juan Corona, un pescador en San Pancho que a sus ochenta años va a las escuelas a enseñar a los niños sobre las tortugas y la naturaleza. Hay gente como Bill Gates o científicos que te dejan cosas, el otro día estuvimos con un tenor de fama mundial y fue fantástico. Pero los campesinos de los que hablo entienden que somos parte de la naturaleza, que ella nonos necesita sino que nosotros necesitamos de ella. Por eso me fascina estar con ellos.

¿Se ha sentido intimidado ante alguien al fotografiarlo?

¿A mí? Hay con quienes quiero hacer fotos, por ejemplo Dolly Parton, gente como Buffet (Warren) que comparte la riqueza del mundo con Bill Gates y con Bono (U2) porque son personajes que saben cómo usar su posición para ayudar a la gente que nace sin oportunidades porque esa es suerte. Me impone la gente humilde que esbrillante.

¿Hay diferencia en fotografiar hombres o mujeres?

Los hombres somos de cajones y en cada uno hay algo guardado. Abrimos uno y cerramos otro, pero la mujer es emoción, ellas sí sienten confianza conmigo y el hombre hay que hacerlo cuate para conocer quién es. Siempre al hacer un retrato mi interés es saber quién es la persona y cómo llegó ahí, ¿por su ADN, por su familia, quién fue su héroe, cómo es que llegó al guión de su vida?