Bowie: el camaleón espacial que cayó a la tierra

La leyenda convirtió su muerte en poesía.
David Bowie.
David Bowie. (Masayoshi Sukita (The David Bowie Archive))

Torreón, Coahuila

I. LA CULPA ES DE ELVIS

Brixton 1948. En el barrio inglés nace David Robert Jones, hijo de una butaquita escocesa y un diseñador inglés.

Desde muy temprana edad se distinguió por su inteligencia, pero sobre todo por sus dotes artísticos, los cuales iría desarrollando y perfeccionando con el paso del tiempo.

Un día su padre lleva una colección de discos en los cuales sobresaltaba Elvis Presley, fue entonces que en el pequeño David despertó esa inquietud de convertirse en estrella.

A partir del encuentro empezó a adentrarse más en el arte, aprendiendo a tocar varios instrumentos, hasta formar su primer banda, "Kon-rads", la cual fue la primera de un largo recorrido en asociación musical.

David Bowie es uno de esos casos únicos con un legado tan extraordinario, que se encuentra ante la falta pero al mismo tiempo sobra de adjetivos para describirlo.

The King Bees, The Manish Boys, Lower Third, The Buzz fueron los grupos por los que pasó David Jones en su intento por llegar a la cima, pero no parecía encontrar la fórmula.

Después de esto decidió enfocarse en la artes escénicas, donde desarrolló sus dotes actorales. En 1969 David Bowie (nombre que tomaría en honor a Jim Bowie y su popular cuchillo) buscando una fuente de ingresos, accedió a participar en comerciales y después en una película titulada "Love you till Tuesday", donde Bowie les ofreció una canción a los productores que signifi caría un giro en su carrera, un demo titulado "SPACE ODDITY".

II. UNA ESTRELLA BRILLA EN EL ESPACIO

Considerado por muchos como el primer verdadero álbum de Bowie "Space Oddity" marca el primer gran éxito del cantante.

La canción que fue inspirada por la icónica película de Stanley Kubrick "Space Odisey 2001", la canción del camaleón sería usada por la cadena BBC para la transmisión de la llegada del hombre a la luna, colocándolo en los primeros puestos de popularidad de los charts musicales.

En 1970 con la publicación de "The man who sold the world", cambiaría su estilo con un sonido más hard rock y empezaría a jugar con su imagen andrógina.

Para el año siguiente continuó el recorrido musical con "Hunky Dory", disco que marcaría una nueva pauta en su carrera y de donde se desprendieron los grandes sencillos, "Life On Mars" y "Changes", este último marcaría la pauta para los cambios que se aproximaban

III. IGGY + REDD = ZIGGY Y SUS ARAÑAS DE MARTE

En 1972 lanzó “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars”, el cual apuntaló la consolidación de Bowie como estrella.

El disco duró dos años en las listas de ventas de Reino Unido. Ziggy Stardust (alter ego de Bowie) fue un personaje inspirado en Iggy Pop y Lou Reed, pero también por el boom del “Art Pop” de aquella época.

Ya consolidado como una estrella pop, lanza “Aladdin Sane”, considerado uno de los mejores de su carrera y que marcaba una diferencia, sutil tendencia hacia el género del rock que se hacía en esa época.

A partir de ello la carrera de Bowie continúo en ascenso publicando una veintena más de discos, los cuales abarcan desde el rock más clásico hasta las pop y múltiples colaboraciones entre las que destacan Mick Jagger y Freddy Mercury.

La influencia que tuvo en la cultura moderna fue única, su música, sus películas, incluso su moda.

Creador de una obra magnífica, no sólo por su estética y sus contenidos sino por su innovación y rebeldía frente a los estándares de su época.

IV. UNA ESTRELLA NEGRA ASCIENDE

El 8 de enero pasado Bowie lanza su disco “Blackstar”, coincidiendo con su cumpleaños sesenta y nueve. De inmediato, la producción fue aclamada por la crítica, no sólo por su sonido sino además por su inquietante lírica.

Con el segundo sencillo “Lazarus”, se narra la historia de un hombre despidiéndose, que resultaría siendo el mismo Bowie.

Un par de días después del lanzamiento se hace el anuncio oficial de que David Robert Jones falleció tras una larga lucha contra el cáncer, hecho que sacudió a la escena artística y a los melómanos a escala global. Resulta que su más reciente disco terminaría siendo el último.

Desde muy temprana edad se distinguió por su inteligencia, pero sobre todo por sus dotes artísticos.

Sólo una leyenda como él, pudo convertir su muerte en una poesía, dejando un testamento musical.

David Bowie es uno de esos casos únicos con un legado tan extraordinario, que se encuentra ante la falta pero al mismo tiempo sobra de adjetivos para describirlo.

Un creador como él sólo se ve una vez cada par de décadas, pero probablemente su odisea nunca será igualada, debemos de agradecer de haber sido testigos de su obra.

David Robert Jones dejó este mundo, pero el mítico David Bowie, es inmortal y tal vez, solo regresó al planeta de donde vino… Hasta siempre Mayor Tom.

Olympia Hernández Gómez. Licenciada en Comunicación y Publicidad. Actualmente labora en el área de marketing y relaciones públicas en una casa de música. Es titular de la sección Proyección Sonora en el programa Cinetonía de Radio Universidad de la UAdeC, Unidad Torreón.