Egerton y Velasco establecen un 'diálogo' de paisajistas en el Museo Nacional de Arte

Convergen las obras en una de las salas de la exposición 'Landscapes of the mind'.
'El Valle de México', óleo sobre tela (1831), es la obra que inicia el diálogo.
'El Valle de México', óleo sobre tela (1831), es la obra que inicia el diálogo. (Octavio Hoyos)

México

Daniel Thomas Egerton (Inglaterra, 1800-Ciudad de México, 1842) y José María Velasco (Temascalcingo, Estado de México-Ciudad de México, 1912), establecen un diálogo en una de las salas de la exposición Landscapes of the mind. Paisajismo británico. Colección Tate, 1690-2007, que se presenta en el Museo Nacional de Arte (Munal), en el contexto del Año Dual México-Reino Unido.

Se trata de la sala: Egerton-Velasco y el género de paisaje en la Gran Bretaña, en la que se expone una pieza del artista británico y seis del mexicano, con la intención de establecer un encuentro artístico entre la mirada estética de ambos paisajistas.

Y es que si bien los paisajes británicos producidos al final del siglo XVIII y buena parte del XIX recrearon la serena vida pastoril "a través de vistas sugestivas que forjaron una valoración por las frondosas bondades de una tierra insular excepcional", en la parte mexicana se produjeron una serie de correspondencias estilísticas, figurativas y cromáticas, donde la producción de José M. Velasco en México se convirtió en un emblema que se mantiene hasta nuestros días.

Del lado británico, fue el propio Duncan Taylor, embajador del Reino Unido en México, quien prestó el cuadro El Valle de México (The Vallery of Mexico, 1831), un óleo sobre tela de la colección UK Goverment Art Collection, que estaba colgado en la sala de la residencia diplomática.

"Es un paisaje que viene de un artista muy conocido, con la finalidad de que sea parte de dicha exposición. Estamos hablando que el trabajo de Daniel Thomas es estupendo y, por ello, forma parte de la exhibición del paisaje del siglo XIX al XX que se presenta en el Munal", reiteró el diplomático.

Y aunque la historia de Egerton está documentada en México tras haber viajado a nuestro país en dos ocasiones, la muestra no hace referencia a su destino fatal, ya que fue asesinado junto con su pareja, Agnes Edwards, en el pueblo de Tacubaya.

En la presentación del espacio, el Munal explica que a principios del siglo XIX, Alexander Von Humboldt realizó una amplia exploración de América Latina, que fue documentada en la publicación Cosmos, edición en la que se recopilaron los trabajos ilustrados del geógrafo alemán.

La incursión de Humboldt no sólo promovió la difusión de las ciencias naturales en Latinoamérica, también despertó en el imaginario de los artistas románticos europeos la idea de América como un destino para ser explorado: entre las décadas de los veinte y los cuarenta del siglo XIX, México recibió a los primeros pintores y litógrafos del Viejo Continente, entre ellos al "artista viajero" inglés Thomas Egerton.

Uno de los resultados de aquel viaje fue el cuadro que aquí se exhibe en el que idealiza la amplitud panorámica del Valle de México visto desde el noroeste. Con una mirada forastera, construyó un episodio protagonizado por tópicos de la población en una escena de la cotidianidad.

La obra es un eslabón entre la transmisión intercontinental del tratamiento del paisaje moderno naturalista, con la posterior orientación del género reconocible en la obra del mexicano, José María Velasco, como discurso icónico para el reconocimiento del territorio y la creación de una conciencia de identidad territorial, como se refleja en las seis piezas que conforman la sala, entre ellas Valle de México desde las lomas de Dolores, Erupción o Puesta de sol.

Esta obra forma parte de la exposición Landscapes of the mind. Paisajismo británico. Colección Tate, 1690-2007, que reúne 111 piezas, entre pintura, grabado, dibujo, fotografía y escultura-instalación, de artistas como John Constable, J.M.W. Turner, John Martin, creaciones representativa que dan cuenta la historia del arte de Reino Unido.

La muestra se puede admirar en el Museo Nacional de Arte (Munal) ubicado en la calle de Tacuba 8, en el Centro Histórico.