Mentiras blancas: la femenina resistencia de un pueblo

Este viernes Dana Rotenberg presentará en la Cineteca Nacional su nueva película: tres mujeres se unen en un simbólico momento de orígen e identidad 
Una escena de "Mentiras Blancas" la historia del encuentro entre tres mujeres muy distintas
Una escena de "Mentiras Blancas" la historia del encuentro entre tres mujeres muy distintas

Ciudad de México

“Me deja la certeza terriblemente devastadora, que los mecanismos de colonización, sea en el momento histórico que sean: hace cinco siglos por el Imperio Español en América Latina, contra Nueva Zelanda hace siglo y medio, contra los territorios palestinos, de EU e Inglaterra y las potencias petroleras contra los países de Medio Oriente, todas, todas operan y siguen operando de la misma manera” dice la directora de cine Dana Rotenberg a Milenio, a propósito del estreno de su más reciente cinta, “Mentiras blancas”. 

“No hemos aprendido nada, la desposesión de identidad, de tierras, de destino, de cosmogonía, la supresión del otro para apropiarse de lo que no es nuestro sigue siendo el mismo mecanismo que vivimos ahora y desde hace siglos se ejerce. No ha cambiado y sus consecuencias son las mismas. Me queda en la conciencia que la resistencia en términos de nuestras identidades y sus significados es lo único que tenemos para sobrevivir con dignidad.” 

La autora de Elvira Luz Cruz: pena máxima (1985), (ganador del Ariel y la Diosa de Plata por Mejor Cortometraje Documental) volvió a explorar una problemática real, pero abordada de una manera distinta a su reconocido trabajo anterior.

Mentiras blancas retrata la aguerrida resistencia de los Tuhoe, la única comunidad maorí de Nueva Zelanda, nunca ha firmado los tratados para ceder su soberanía a la colonia inglesa. “Es la única tribu que nunca los firmó hasta el día de hoy, y la única que ha luchado por la preservación de sus territorios, su identidad, su cosmogonía y sus modos de vida de una manera bastante aguerrida”, explicó Rotberg. 

La cinta, a estrenarse en Cineteca Nacional este viernes, no es un documental, sino una historia basada en el cuento Medicine Woman (2013) del escritor maorí Witi Ihimaera. Se trata de un drama de época que relaciona a tres mujeres en torno a lo que la directora denominó una “mentira blanca”. 

Ubicada a inicios del siglo XX en un pequeño pueblo de Nueva Zelanda, la historia de esta película gira en torno a la inusual relación de tres mujeres con muy poco en común. Paraiti (Whirimako Black) es una sabia curandera y partera maorí que, a pesar de las leyes que se lo prohíben, atiende a muchas mujeres, incluso a las pakeha (blancas). Un día, es abordada por un ama de llaves, otra mujer maorí, Maraea (Rachel House), para que atienda urgentemente a su empleadora, Rebecca (Antonia Prebble), la consentida esposa de un adinerado hombre de negocios. Paraiti debe decidir si ayuda o no a Rebecca a terminar un embarazo que aparentemente es resultado de una infidelidad.

“La película aborda” explica Rotberg “cómo la identidad pudiera o no sobrevivir frente al despojo. Yo anclo el ejercicio de identidad en la maternidad, que es un asunto fundamentalmente femenino. Es a través de un embarazo que elaboro desde el territorio femenino la preservación de quiénes somos y que lo que nos importa, se defiende. Creo que en ese sentido son territorios que nos tocan a todos, en términos femeninos es una reflexión sobre ámbitos que experimentamos, seamos madres o no”. 

La autor eligió Medicine Woman por su “enorme potencial” para adaptarse al cine, pero también porque la historia le conmovió a nivel personal. “Me sorprendió que además era muy cercano a nuestra cultura mexicana” explicó. “Por extraño que parezca, sentí una inmediata conexión porque reconocí mucho del territorio mexicano en él. Este cuento estaba lleno de referencias a la medicina tradicional maorí, y esa es una realidad con la que todos los mexicanos vivimos. Por otro lado, aborda también un conflicto de identidad, algo con lo que los mexicanos nos enfrentamos constantemente”, agregó.

La cinta se estrena este 29 de abril en la Cineteca Nacional a las 8 de la noche, con la presencia de la realizadora.