Conoce las obsesiones de Dalí en el Soumaya

A través de cerámica, pintura y dibujos, la exposición 'Dalí. Obsesiones' muestra los temas recurrentes en la obra del artista español.
Dalí. Obsesiones

México

El Museo Soumaya inauguró ayer Dalí. Obsesiones, una exposición que busca reflejar su estrecha relación con el psicoanálisis. Incluye 35 piezas originales que ahora pertenecen a la colección del recinto. Por ahora, la obra del hombre al que llamaron "loco perpetuo"no tiene fecha de clausura. 

"Pensamos que un concepto que pudiera atravesar toda la exposición es el de las obsesiones de Salvador Dalí. Obsesiones pensadas como los motivos más recurrentes en sus obras", aseguró la curadora de la exhibición, Mónica López Velarde, quien agregó que "Dalí es uno de los autores más representativos del surrealismo, totalmente emparentado con el psicoanálisis de Freud", y resaltó que " trabaja con la Venus de Milo pero haciéndola surrealismo; le mete cajones para hablar de los deseos ocultos".

Dalí. Obsesiones incluye cerámica, pintura y dibujos, pero se compone principalmente de esculturas de bronce que dan vida a óleos muy representativos del autor, entre las que destacan La Venus Antropomorfa, Venus de Milo con Cajones, Perfil del Tiempo y La Danza del Tiempo.

La exposición muestra temas reiterativos en la obra del español, como el lenguaje onírico, los relojes blandos, las muletas, los elefantes de piernas largas y la sexualidad femenina.

La primera y última parte de la vida de Dalí (1904-1989) se desarrollaron en Girona, España, por lo que la muestra exhibe la escultura de San Jorge y el Dragón, que busca comunicar la relación del artista con su origen a través de Cataluña.

López Velarde señaló que en la exposición también se puede encontrar "una virgen que él regala a Gala, su musa y esposa, y precisamente esa virgen está enclavada en donde él nació", refiriéndose a la ilustración El día de la Virgen.

A propósito de la celebración del cuarto centenario del fallecimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, la curadora indicó que un núcleo temático importante e "inédito en México" es el que aborda el hecho de que "Dalí ilustró muchas obras importantes, universales, entre ellas La divina comedia y, desde luego, Don Quijote". Don Quijote está presente con los dibujos Soy aquel Caballero de Noche Triste. Figura que Erra y La transformación de Dulcinea.

"Es interesante cómo plasmó a Don Quijote, y se parece en realidad a Dalí de espaldas, creo que por esta idea de que se emparentó con lo loco, lo soñador y lo genio", manifestó López Velarde.

Obsesiones también recorre la década de los 40, cunado el artista vivió en Estados Unidos y "se volvió bastante comercial", expuso. En este periodo trabajó con gente de moda, joyería, publicidad y entretenimiento, como Walt Disney, Coco Chanel, Pacco Rabanne y la coleccionista Mafalda Davis.