Cumbre Tajín rompe récord de asistencia

Al encuentro cultural, que concluyó ayer, asistieron 510 mil personas de 60 nacionalidades.

Papantla

Con 510 mil visitantes de 60 nacionalidades, nueva marca de asistencia, Cumbre Tajín cerró ayer sus actividades tras cinco días continuos de intercambio cultural, celebración musical y aprendizaje sobre los pueblos originarios del Totonacapan.

Ayer el Centro de las Artes Indígenas (CAI) terminó su año e inició uno nuevo con distintas actividades: concluyó un festival pero el parque temático Takilhsukut seguirá todos los sábados con sus prácticas de difusión y conservación de la tradición indígena local.

En su 15 edición Cumbre Tajín logró recaudar cerca de 240 millones de pesos, de los cuales el 20 por ciento será destinado a jóvenes becarios universitarios de la Huasteca, del Totonacapan, de la Universidad Veracruzana y aquellos jóvenes que trabajan en el Centro de las Artes Indígenas.

Los recursos restantes serán destinados a seguir conservando la zona arqueológica y contribuir a una escuela de medicina tradicional validad por la UNAM.

"Es importante resaltar que esta festividad se convierte en un evento importante dado que es un festival no marcado por el calendario escolar y, a pesar de esto, se logra la asistencia de tanta gente. En la región totonaca esta fecha es tiempo de alojar al otro y con el festival se logra a la perfección el objetivo", mencionó Salomón Bazbaz, director de Cumbre Tajín.

Para conseguir esta asistencia, Cumbre Tajín logró una amplia convocatoria y difusión a través de la Secretaría de Turismo, la cual se encargó de la amplia divulgación al festival.

Los ritmos del mundo fueron de gran importancia, ya que sin grupos como Jack Johnson, Tool, Babasónicos, Afrojack y Banda El Recodo no se hubiera logrado congregar a un público tan diverso, en un encuentro que tiene como único objetivo generar interculturalidad.

"Un programa acorde a todas las distintas actividades y culturas, porque los protagonistas del festival son voceros de identidades, representantes de cosmovisiones y practicantes excepcionales de sus ámbitos creativos. Gracias a ellos este año pudimos establecer cuatro puntos de un aspecto extraordinario en los que sus diferencias nos unieron", explicó Salomón.

Solo en la Cumbre es posible convivir con totonacas, nahuas, mayas, huastecos y mixtecos entre muchos otros pueblos originarios, así como acercarse a otras culturas.

"Cumbre Tajín se convierte así en un modelo de regeneración cultural que fusiona múltiples logros, en donde se reconoce, por ejemplo, a Papantla como el municipio mexicano con más patrimonios culturales reconocidos por la UNESCO", concluyó Bazbaz.