Cronistas de Jalisco y Nayarit instalan Consejo de Historia

Se han reunido dos veces este año, organizados por el CUNorte y participan alrededor de 20 integrantes, entre ellos niños. La próxima sesión se realizará el viernes 21 de noviembre.

Guadalajara

Un grupo de aproximadamente 20 cronistas de diferentes disciplinas y edades, pero con la misma consigna de preservar su historia regional, en un Consejo de la Historia de la Zona Norte de Jalisco y Sur de Zacatecas que a partir de ponencias y actividades, promueve el diálogo y la creación de espacios y
documentos. Estas acciones a su vez, permiten que la tradición del cronista permanezca y se nutra de nuevas vías de comunicación informó el director del consejo Hugo Ávila; a este se unen también académicos, periodistas y escritores de la vieja guardia de esas regiones del país, hasta niños con la habilidad innata de contar historias.

La iniciativa nació a raíz de que en el Encuentro de Especialistas de la zona norte de Jalisco y sur de Zacatecas, organizado por el Centro Universitario del Norte (CUNorte) ubicado en Colotlán, desde la segunda edición se acogiera a los cronistas de la región para hablar respecto a su labor. A partir de las
reuniones que empezaron en abril, los miembros del consejo determinaron las actividades a realizar y están buscando fondos, gubernamentales o privados,
para generar más reuniones y libros que resguarden las grandes historias de ese lado del estado.

Anteriormente han realizado algunos textos que, con distintas voces, hablan sobre los lugares importantes de la historia de Jalisco en aquella región y que
pueden encontrarse en las bibliotecas públicas de los municipios del norte de Jalisco y del sur de Zacatecas.

Acorde al experto, ambos territorios representan una zona de gran valor histórico para México, por lo que los cronistas del área, convocan a todos los interesados del tema a esta reunión.

El docente de CUNorte de la Universidad de Guadalajara y vocero del Consejo, Javier Ramírez Romo, afirma que estas actividades tienen el ánimo “de preservar y darles importancia a las historias de estos pueblos que nadie contó, historias hermosas que tienen un gran significado para quienes viven en esta zona y que son fundamentales para Jalisco”.

Aseugra que este esfuerzo está lejos de ser un círculo de cronistas, está a bierto a profesores y personas mayores. Por ejemplo, en Colotlán, fue donde nació Victoriano Huerta, el gran traidor de la patria, y en donde se suscitaron hechos fundamentales de la guerra Cristera en Jalisco y ahí se guardan un
sinfín de leyendas y mitos que forman parte de la identidad cultural y del carácter de las poblaciones mestizas en esa zona tan cercana a la Sierra Madre Occidental. Otro ejemplo es Villa Guerrero, un pueblo zacatecano de pocos miles de habitantes donde conviven por lo menos seis cronistas y dos talleres permanentes de escritura para niños.

En otro caso, Ávila señala El Teúl de González Ortega, un Pueblo Mágico al sur de Zacatecas, donde destaca “la labor que iniciaron en la década de los 50 unos muchachos que salieron de la secundaria Teúl y se fueron a la Ciudad de México. Allá por la nostalgia del pueblo fundaron El Teulense, para hablar
de cosas del pueblo”.

Señala que en algunos sitios aún existen uno o dos personajes que de manera casi lúdica se dedican a contar las historias tradicionales y a salvaguardar en un sentido mayormente oral todas estas piezas casi de colección con la consigna de que generación tras generación se puedan seguir contando las
narraciones más importantes. Aunque el oficio de cronista pueda parecer sustituido por quienes cuentan el acontecer diario de manera más oficial, hay quienes dedicaron su vida a salvaguardar las historias en la región norte y con ese fin han realizado actividades en pos de la conservación de sus tradiciones
buscando nuevas maneras de documentar las historias que casi nadie recuerda, comenta el académico.

La siguiente reunión abierta al público se realizará el viernes 21 de noviembre en Colotlán, se espera gran participación de cronistas involucrados en el
proyecto.