Crítica de teatro: Apuesta por la anamnesis

El “teatro-documento” que elabora Lagartijas Tiradas al Sol nos enfrenta al regreso del PRI al poder en 2012 a través de 70 años de avances como país.
Teatro-documento sobre el regreso del PRI.
Teatro-documento sobre el regreso del PRI. (Fernanda Pardo)

México

La compañía Lagartijas Tiradas al Sol es rara avis dentro del mapa del teatro mexicano contemporáneo, no solo por sus procedimientos formales, sino por la insistencia en temas de carácter social y de denuncia. Y esto no es poco porque venimos de una etapa de evasión de tales temas que se volvieron de mal gusto y poco chic para un sector de los creadores teatrales de nuestro país. Lagartijas elabora su nuevo espectáculo, Derretiré con un cerillo la nieve de un volcán, sobre las bases de la frágil memoria de los mexicanos en un procedimiento de doble vía. Por un lado, recupera segmentos de la historia nacional poco abordados o, mejor dicho, tratados desde un oficialismo que ha borrado el contorno real de los hechos; por otro, busca un ancla emotiva en alguna historia particular, personal, que permita la conexión con el espectador en el plano de lo sensible.

La estructura viaja, pues, en esa doble vía y los sucesos históricos y la numeralia hacen la reconstrucción de un pequeño compendio de infamias políticas y actos de represión durante 70 años del proyecto nacional del PRI, en primera instancia, y la vida rota de la profesora Natalia Valdéz, presentada como un rompecabezas con muchas piezas faltantes, desaparecida a principios del siglo XXI, en segunda instancia.

Este “teatro-documento” que elabora Lagartijas Tiradas al Sol nos enfrenta al regreso del PRI al poder en 2012 a través de 70 años de avances como país, como el voto de la mujer, los libros de texto gratuito, la expropiación petrolera e incluso la transición democrática, pero también a cómo la dictablanda ejerció el control ideológico, reprimió movimientos y borró opositores. Y este ejercicio de la memoria no solo parece útil para preguntarnos de dónde venimos, sino para preguntarnos por qué estamos en este estado de cosas que recuerdan al equilibrio precario en el que nació el partido de la Revolución hace casi 85 años.

Luisa Pardo, Gabino Rodríguez y Francisco Barreiro nos llevan en este recorrido que apuesta por la anamnesis en un trabajo quizá un tanto menos emotivo que su anterior, El rumor del incendio, pero cuyas obsesiones discursivas y estéticas siguen conectando con un espectador crucial para la moneda que han echado al aire: el joven. Derretiré con un cerillo la nieve de un volcán es una coproducción entre el Kunstenfestivaldesart, Festival de México en el Centro Histórico, Teatro UNAM y Lagartijas Tiradas al Sol.

Teatro Sor Juana Inés de la Cruz, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000; jueves y viernes 20:00; sábados, 19:00, y domingos 18:00.