Crítica de música: Pablo Prieto, homenaje a Brubeck

En agradecimiento al músico fallecido el año pasado, realizó el DVD Dave Brubeck: A Celebration!, edición  de autor que presentará el próximo viernes.
Dave Brubeck, Montreal, 2010.
Dave Brubeck, Montreal, 2010. (Xavier Quirarte )

México

Desde niño, Pablo Prieto encontró en la obra del pianista y compositor Dave Brubeck el estímulo suficiente para decidir su destino: sería músico. El ahora baterista tenía siete años cuando escuchó “Take Five” y “Blue Rondo à la Turk” en un disco sencillo de 45 revoluciones y quedó “impresionado por la pureza  y la depuración técnica de los músicos de su cuarteto”, dice en retrospectiva. En agradecimiento al músico fallecido el año pasado, con su cuarteto realizó el DVD Dave Brubeck: A Celebration!, edición  de autor que presentará el próximo viernes en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes a las 7 de la noche.

El baterista refiere que Brubeck se definía como “un compositor que toca el piano”, de ahí que el tributo tenga que ver con sus obras. Piezas como “Cassandra”, “Unsquare Dance”, “Fast Life”, “Truth” y “Blue Rondo à la Turk” son interpretadas por Prieto, acompañado por Alex Mercado en el piano, Federico Hülsz en el sax alto y Jaime Ferrada en el contrabajo. “Hay muchos temas de Brubeck que no se conocen —explica Pablo—, por eso la intención es dar a conocer su faceta como compositor, pues mucha gente solo habla de él como el intérprete de ‘Take Five’, pieza del saxofonista Paul Desmond”.

Cuando era adolescente, Pablo no sólo vio a Brubeck en sus conciertos en México, sino que lo abordó y éste se portó muy amable con él. Tiempo después, agrega, “fui a tocar al Festival Internacional de Jazz de Montreal y se acordó muy bien de mí. Platicamos y me dijo que le encantaba México y por eso había ido muchas veces a tocar. En mi primer disco, Body and Soul, grabé un tema suyo y se lo envié. Le encantó y nos mandó una felicitación a todo el grupo. Mantuve contacto frecuente con él e incluso le llamada una o dos veces al año o le enviaba cartas”.

En octubre del año pasado, Prieto estaba a punto de realizar un homenaje al maestro, cuando se enteró de la muerte de Dave Brubeck. Tiempo después le mandó el DVD con el concierto a su viuda, Iola, a quien le gustó mucho y le dio su autorización para que pudiera incluir las piezas de su marido en Dave Brubeck: A Celebration!

El baterista explica que se trata de una grabación en vivo por ser una situación que también le encantaba a Brubeck, por su espontaneidad. Además, indica Pablo Prieto, “en el concierto del DVD se dio una magia increíble y por eso decidí editarlo. Brubeck decía algo que yo comparto con él: que el quinto elemento de su cuarteto era el público, por la interacción y la magia que se daba y la energía que se transmitía”.