Creación in vitro de espermatozoides

El proceso dura al menos 72 días y comienza con una biopsia del tejido testicular; el método ayudará sobre todo a hombres que tienen problemas de infertilidad.
Desde hace 50 años se ha reducido 50% la producción de esperma entre los varones.
Desde hace 50 años se ha reducido 50% la producción de esperma entre los varones. (Shutterstock)

París

Investigadores franceses afirman haber creado espermatozoides humanos in vitro a partir de células testiculares "inmaduras", lo cual, señalan, es un descubrimiento que ayudará a los hombres que no los producen o que tienen algún problema de infertilidad.

Sin embargo, aunque el anuncio de los científicos es prometedor, algunos de los especialistas señalaron que la noticia debe de tomarse con prudencia.

Kallistem, una empresa de biotecnología con sede en Lyon, en el sureste de Francia, anunció que consiguió obtener los espermatozoides humanos completos in vitro a finales de 2014.

“El equipo científico de los doctores Marie-Hélène Perrard y Philippe Durand es el único que ha puesto a punto un biorreactor que permite realizar una espermatogénesis in vitro total”, anunció la presidenta de Kallistem, Isabelle Cuoc.

Los espermatozoides pueden crearse a partir de tejidos obtenidos por biopsia de los testículos. El proceso completo es “complejo y toma 72 días”, precisó Cuoc.

La compañía detalló en un comunicado que éstos se crearon a partir de "biopsias testiculares de pacientes que solo tenían células germinales inmaduras (espermatogonias)", por lo cual calificaron el desarrollo de un gran logro y una "primicia mundial".

De acuerdo con la firma francesa, el método permite con “unos pocos milímetros cúbicos de tejido testicular crear suficientes espermatozoides para dar nacimiento a un niño por fecundación in vitro”.

Los resultados de esas investigaciones, que no han sido publicados en ninguna revista científica y cuyos datos no han sido precisados, "abren la vía a terapias innovadoras para preservar y restaurar la fertilidad masculina, lo cual  se ha convertido en un verdadero desafío para el mundo, ya que se ha observado una reducción de 50 por ciento en el número de espermatozoides desde hace 50 años", destacó Kallistem.

El laboratorio señaló que hasta el momento no tiene previsto publicar su trabajo en alguna revista especializada en ciencia o medicina —lo cual se considera como un paso clave que da mayor credibilidad a este tipo de hallazgos— antes de julio, por un tema de patente, según la web de la Sciences et Avenir.

Se espera que la empresa publique el 23 de junio la patente del procedimiento bautizado Artistem, como un método de la medicina regenerativa que serviría para la asistencia médica a la procreación.

Antes que la firma anunciara este logro ya había conseguido fabricar espermatozoides de ratones in vitro.

Kallistem precisó que los "estudios preclínicos durarán hasta 2016 y los estudios clínicos comenzarán en 2017".

Señalaron que previamente serán realizados test preclínicos para verificar el buen estado de los espermatozoides sobre el plano genético.

La prudencia

Varios investigadores calificaron el hallazgo de prometedor, aunque se mostraron prudentes respecto al alcance que se puede lograr.

"Si funciona el procedimiento se abren grandes expectativas", indicó al diario Le Figaro la doctora Nathalie Rives, responsable del Centro de Reproducción Asistida del hospital francés de Ruan.

No obstante, la experta recordó que los adultos que sufren de una ausencia total de espermatozoides (azoospermia) podrían presentar "anomalías genéticas que impedirían también la espermatogénesis (producción de espermatozoides) in vitro".

En la página web de Kallistem se señalan algunos otros problemas de salud en los cuales podría ayudar el nuevo desarrollo.

Un ejemplo es el caso de los niños y los preadolescentes que padecen algún tipo de cáncer y quienes quedan estériles debido a que son sometidos a tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

"Si (el anuncio) resulta cierto, es un avance considerable en el tratamiento de la esterilidad masculina", coincidió el profesor Israel Nisand, creador del foro europeo de bioética.

Nisand señaló que, desde el punto de vista ético, la fabricación de gametos in vitro es preferible a la clonación reproductiva.

De acuerdo con la prensa francesa, en el mundo existen otros procedimientos para la creación de espermatozoides, sobre todo en Holanda, pero la ventaja del método francés, en caso de confirmarse, es que el niño tendría la mitad del patrimonio genético de su padre.