Ausentismo en el Corredor Cultural Morelos

La nueva iniciativa que llegó después de que Moreleando terminará, no tuvo el impacto esperado, pues poca gente acudió al paseo en que se mostraron varias representaciones de arte.
La cita se hizo a las cinco de la tarde, y para las seis, la Morelos era todavía un sendero alzado apenas con los artesanos, músicos y demás artistas ya instalados.
La cita se hizo a las cinco de la tarde, y para las seis, la Morelos era todavía un sendero alzado apenas con los artesanos, músicos y demás artistas ya instalados. (Miguel Ángel González)

Torreón, Coahuila

Luego de tres años terminó el paseo mensual conocido como Moreleando. Esto se hizo con el fin de exhortar a la población a seguir haciendo suyas las calles del centro.

Fue por este motivo que un grupo de aproximadamente 60 laguneros decidieron retomar esta iniciativa, pero bajo el nombre de Corredor Cultural Morelos.

Ayer se llevó a cabo por primera vez este evento que tendrá la misma mecánica que Moreleando, caminar por la Morelos el primer sábado de cada mes.

Pero a pesar de que la idea y el funcionamiento de esta nueva iniciativa ciudadana es similar a la anterior, no tuvo el mismo impacto.

Lo que se mostró en esta primer edición del Corredor Cultural Morelos fueron montajes fotográficos, cuadros en lienzo, representaciones circenses y música.

La cita se hizo a las cinco de la tarde, y para las seis, la Morelos era todavía un sendero alzado apenas con los artesanos, músicos y demás artistas ya instalados.

Algunos de los que iban llegando atribuían esto a las bajas temperaturas, pero en años pasados la gente caminaba por montones a pesar de estas inclemencias climáticas.

Esto es reflejo de que los asiduos a este recorrido mensual se hicieron abruptamente a la idea de que eso había terminado.

No obstante el show continúo, y con el mismo ímpetu con el que los artistas se han venido mexpresando estos últimos tres años en el paseo cultural conocido como Moreleando.

Lo que se mostró en esta primer edición del Corredor Cultural Morelos fueron montajes fotográficos, cuadros en lienzo, representaciones circenses y música, así como la venta de antigüedades, bisutería, libros, repostería, artesanías, entre otras cosas.

Para finalizar, uno de los organizadores aseguró que esto se iría haciendo cada vez más grande, con más espacios para artistas y artesanos y sobre todo, más oferta cultural para los laguneros que caminan por esta céntrica avenida.