La banda de música salida de un polígono de pobreza

El pasado domingo estuvieron en Bellas Artes concierto "Suma de Voluntades. Nos Mueve la Paz", organizado por la Segob. Joel de Santiago, director de la banda platica cómo fue el proceso.

Torreón, Coahuila

El pasado domingo 90 niños y jóvenes del Coro y Banda de la Casa de Música del Centro Comunitario de la colonia Santiago Ramírez, representaron a Coahuila en el concierto "Suma de Voluntades. Nos Mueve la Paz", que se ofreció en el Palacio de Bellas Artes.

La agrupación fue elegida por la secretaría de Gobernación junto a otras bandas del país, en la que interpretaron "Cielito Lindo", "New York, New York" y "La Filomena".

Se presentarán nuevamente este jueves 30 de julio en el Festival infantil de bandas de Teúl de González Ortega en Zacatecas y próximamente en el foro de la Feria de Torreón.

Niños de entre nueve y 14 años de edad como los hermanos Jesús Humberto, Vanesa Lizeth y Kevin Yair Luis Hernández, Hans Gómez López, José Alfredo Olguín Ramírez, David Alejandro Venegas, interpretaron el saxofón, los platillos, el trombón, o fueron parte del coro. Ninguno había tocado antes un instrumento y no tenían experiencia.

"Estoy seguro que ellos llevarán la música como un pasatiempo importante en su vida y por otro lado ese gusto por la música lo transmitirán a sus hijos. Además serán unos profesionales exitosos porque tendrán todas las condiciones a su favor siendo una personas útiles para la sociedad", finalizó el profesor Joel de Santiago.

"Visitaron mi escuela, me dieron un papel en donde estaba la dirección del Centro Comunitario, luego le dije a mi mamá, venimos y estaba cerrado y después regresamos otra vez porque yo quería enseñarme a tocar un instrumento, nunca había tenido uno, me gusta mi saxofón, sus sonidos y su forma", dijo la niña Vanesa Lizeth Luis Hernández de nueve años de edad.

"A mi me gusta el trombón, tiene un sonido muy bonito, me gustó tocar "New York, New York" en Bellas Artes. Sentí bonito. Allá me acompañó mi papá, él me dijo que lo disfrutara que era una oportunidad muy grande que muchos niños no tenían. Yo quiero seguir tocando el trombón", añadió Hans Gómez López de 14 años.

"Me gusta la canción esa que dice de la sierra morena. El profesor también fue a mi escuela y preguntó que quién quería estar en el coro que necesitaban a muchos niños y yo le dije que yo quería, la música es bonita y a mi me da mucha alegría cantar", niño David Alejandro Venegas de 10 años.

Los padres de familia que no lograron asistir al concierto, pudieron disfrutar del mismo a través de pantallas que fueron colocadas en la plaza de la colonia.

"Este proyecto inició el 27 de octubre del año pasado, día en que por primera vez visité el Centro Comunitario de la colonia Santiago Ramírez y a partir de ese entonces hice un recorrido para invitar a la gente a participar. Al principio fue muy difícil contarle a las personas de que se trataba todo esto, lo que ahora ha resultado en una recompensa enorme con la invitación a Bellas Artes", definió Joel de Santiago director del grupo.


Cabe mencionar que todos los niños y jóvenes músicos y cantantes que participaron en la gala, provienen de polígonos de violencia de diferentes lugares del país. "Son de Morelia, Cuernavaca y los niños de Torreón son de la Santiago Ramírez, Lázaro Cárdenas y de la Braulio Fernández Aguirre".

Este proyecto fue apoyado inicialmente por recursos Federales.

"Para noviembre del año pasado ya teníamos casi la totalidad del grupo. Al inicio esto era una batalla campal, todos se golpeaban, todos hablaban al mismo tiempo, era imposibles decir algo porque no había atención.

"El proyecto no está enfocado a que los niños sean músicos, sino a convertirlos en mejores personas, a través del estudio de la música, reforzar sus valores, darles una buena alimentación, apoyo psicológico, ya si ellos desean ser músicos será algo maravilloso y para lo cual ya habrán comenzado a muy buena edad".

Los niños tenían una idea vaga de lo que esto se trataba, no sabían a lo qué venían, además de que al principio no teníamos los instrumentos solo se los platicábamos", compartió Joel de Santiago.

En febrero obtuvieron los instrumentos: Algunos niños no tenían ni dos meses practicando con ellos antes de la presentación en Bellas Artes. "Fue a partir del primero de Junio que nos preparamos para la presentación en Bellas Artes".

"Este es un proyecto integral para niños y jóvenes, ellos son los que vivieron y viven la verdadera violencia, la sensibilidad de estos niños está a flor de piel. Los niños llegaban sin nada en el estómago para tomar sus clases, la idea es tramitar sus desayunos calientes y posteriormente cerrar el circulo elevando su promedio escolar y gestionar una beca en una escuela bilingüe en Torreón".