El Coro de Zapopan tiene dos directores, asegura Flavio Becerra

El destacado tenor al que se le pidió que cediera la batuta a Santiago Cumplido en 2012 dice estar en una situación de incertidumbre.
Flavio Becerra cuenta con una trayectoria de 60 años como cantante y director de coros
Flavio Becerra cuenta con una trayectoria de 60 años como cantante y director de coros (Cortesía Flavio Becerra)

Guadalajara

El Coro de Zapopan, tal parece que legalmente tiene dos directores, Santiago Cumplido quien llegó al cargo con la nueva administración que encabeza Gabriela Serrano Suzan y Flavio Becerra a quien personal administrativo del ayuntamiento le pidió que cediera la batuta a Cumplido, sin despedirlo ni liquidarlo. Se trata de una situación que Becerra confió a Milenio Jalisco y que lo mantiene en un estado de incertidumbre hasta hoy, un acto que le parece injusto.

“El problema viene de 2012 cuando llegaron las nuevas autoridades, sin fijarse a quien iban a remover y darle preferencia a sus amigos, un mes después de que ellos ingresaron llego a mi trabajo y me recibe un administrativo diciéndome que ya había sido todo para mí. Yo tenía ya 9 años en el coro. Las nuevas autoridades nunca me buscaron para hablar sobre cómo iba mi trabajo y cuando yo les busqué para aclarar la situación de mi despido, tampoco me atendieron de manera que demandé”, dice el tenor y director de coros.

Becerra cuenta con un documento que responde a la demanda Exp. No. 2309/2012-c2, el documento está dirigido al H. Tribunal de Arbitraje y Escalafón del Estado de Jalisco y está firmado por Irma Guadalupe Márquez Sevilla, apoderado general del Municipio de Zapopan  con fecha de 10 de junio de 2013. En el apartado de “A las prestaciones, inciso a)”, se puede leer: “Es improcedente la reclamación de Pago de Indemnización consistente en tres meses de salario, en los términos que indica, ni en ningunos otros, ya que el mismo jamás ha sido despedido de su trabajo ni justificada ni injustificadamente, en consecuencia el H. Ayuntamiento Constitucional de Zapopan, Jalisco le ofrece el que regrese a laborar con las mejoras y los beneficios e incrementos que haya sufrido su salario, por lo que nada se les adeuda al respecto, careciendo de acción y derecho alguno para reclamar lo anterior.”

En ese sentido el tribunal en cuestión emitió otro documento en el que se le indica al tenor que se le reinstalaría en su puesto de Director del Coro de Zapopan el 26 de febrero a las 9:30 horas. “De acuerdo a la resolución que me habían dado ese día me presente acompañado de mis abogados y del secretario del tribunal, a nuestra llegada nos atendió Nesly Mombrun, director de Acción Cultural, quien hasta me indicó el lugar en donde ensayaría con el coro. Luego de la reinstalación me fui a casa y por la tarde de ese mismo día cuando llego a trabajar  me recibió un abogado del Ayuntamiento de Zapopan y el Jefe Administrativo quien me dijo que no era posible mi reinstalación y que podría proceder en adelante como me conviniera a derecho”.

Para Becerra, “no puede suceder que estén jugando con la Ley a su arbitrio y que estén pisoteando mis derechos, llevo muchos años haciendo un nombre artístico, como tenor y como director de coros, rechacé una invitación que me hizo Bellas Artes para interpretar en marzo el segundo tenor de la ópera Manon porque según yo esta reinstalación era en serio. Lo injusto es que ni me reinstalan, ni me liquidan”, comenta el músico quien contrademandará al Ayuntamiento de Zapopan.

Milenio Jalisco buscó a  Gabriela Serrano Suzan directora del Instituto de Cultura de Zapopan quien se mostró abierta a dar su versión de los hechos hoy lunes y que aparecerán publicados en este diario en la edición del martes 4 de marzo.