Contaminación atmosférica causa 15% de los tumores de pulmón

De acuerdo con la Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer, la mitad de la población en México está expuesta a estos tóxicos en el aire.
Dana Loomis fue el científico responsable de dirigir los trabajos de la IARC.
Dana Loomis fue el científico responsable de dirigir los trabajos de la IARC. (Especial)

México/Lima,Perú

En México, de los 10 mil casos de tumores malignos en pulmón que se registran cada año, de acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Cancerología, 15 por ciento es provocado por la contaminación atmosférica, reveló ayer la Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC, por su sigla en inglés).

Dana Loomis, científico responsable de dirigir la investigación “Contaminación ambiental como factor cancerígeno”, misma que fue avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomendó que las normas oficiales mexicanas, en especial en Nuevo León, Jalisco, Distrito Federal y Veracruz, deben adoptar por lo menos los límites que sugiere dicha organización internacional.

Ese puede ser un primer paso para reducir el riesgo al que está expuesta gran parte de la población mexicana, pero no es suficiente, pues de acuerdo con Loomis la Unión Europea ha reconocido que aun con los niveles mínimos que sugiere la OMS persiste el riesgo sanitario para los habitantes.

La investigación

En teleconferencia desde Francia, donde está la sede de la IARC, Loomis dio a conocer los resultados de los estudios más recientes que vinculan la mala calidad del aire con el desarrollo de cáncer pulmonar, además de que se asocia con los tumores malignos en la vejiga.

El especialista de la agencia internacional detalló que “para elaborar la investigación se efectuaron más de mil análisis científicos de las partículas contaminantes en el aire de varias ciudades, por eso fue avalado por la OMS”.

“En países como México la situación es grave, ya que 50 por ciento de la población está expuesta a estos contaminantes, sobre todo aquellos que habitan en zonas urbanas muy transitadas o saturadas de fábricas, y que deben trasladarse diario para ir a sus zonas de trabajo y a la escuela”, comentó el experto.

En cuanto a las medidas que se deben tomar, Loomis subrayó que “esto no es algo que puedan controlar o evitar los individuos, es responsabilidad de las autoridades que deben aplicar políticas públicas... Nuestra labor consiste en alertar a los gobiernos, y recalcar que las contingencias no son suficientes, tampoco los días de no circula”.

También destacó que el daño que está causando la contaminación del aire en las ciudades es equiparable al que provoca el humo de cigarro en los no fumadores (tabaquismo pasivo).

La región centro de México, abundó el experto, aunque el problema todavía no es tan serio como en Pekín, China, tiene índices de contaminación elevados y por eso urge establecer normas que busquen la mayor protección posible a la salud.

El especialista comentó que las concentraciones de contaminantes han aumentado significativamente en algunas partes del mundo, especialmente en ciudades con más tránsito vehicular, cuyas emisiones están directamente relacionadas con daños a la salud, sobre todo en el sistema respiratorio.

Los más afectados

La OMS también estableció que los niños y los adultos mayores de 60 años son los más afectados por respirar cotidianamente pequeñas partículas de monóxido de carbono emitidas por los motores de diésel, así como de ozono, que desembocan en asma, problemas cardiovasculares e infecciones que muchas veces se complican al grado de provocar la muerte.

En la presentación del estudio, Alan Jiménez, integrante de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), destacó que es urgente adoptar  los límites recomendados por la OMS para proteger a los niños menores de cuatro años, ya que su capacidad pulmonar se puede ver disminuida considerablemente afectando su desarrollo.

Asimismo, Jiménez hizo un llamado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y a Pemex para que apoyen la actualización de las normas, por lo menos con los límites que establece la OMS.

Según los análisis de la OMS en zonas urbanas, la Ciudad de México excede más de la mitad del año los lineamientos establecidos, lo que expone a la población a sufrir daños permanentes en los pulmones.

De acuerdo con las estadísticas del Instituto Nacional de Salud Pública, al menos una cuarta parte de las enfermedades que sufren los mexicanos son originadas por la contaminación del medio ambiente.

Ban Ki-moon siembra un árbol en perú

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sembró ayer una árbol de tara en un gesto de defensa del medio ambiente, al culminar su visita en Perú, donde inauguró la 15 Conferencia General de la ONU para el Desarrollo Industrial.

Ban visitó un proyecto de reforestación que se ejecuta con apoyo de la ONU a fin de restaurar áreas degradadas y en riesgo, adyacentes al río Rímac, que atraviesa Lima, en el populoso distrito El Agustino.

Ban Ki-moon dijo que la industria debe tener como objetivos centrales “erradicar la pobreza y preservar el medio ambiente”. Una de las metas a mediano plazo debe ser generar un acuerdo jurídico sobre el cambio climático antes de 2015, subrayó.

Acompañado de su esposa Yoo Soon-taek, el secretario general inspeccionó la zona y conversó con mujeres que forman brigadas de promotoras ambientales, a cargo del proyecto para reducir la vulnerabilidad ante los riesgos del cambio climático.

Ban Ki-moon sembró el árbol originario de Perú utilizado desde la época prehispánica en medicina y que actualmente el polvo se usa como tinte y curtidor de cueros, así como en la industria farmacéutica para elaborar medicinas en el tratamiento de úlceras y cicatrices. El proyecto tiene previsto reforestar 17,800 metros cuadrados de áreas, informó el ministro del Ambiente, Javier Pulgar Vidal, presente en el lugar.