Consulado de Islandia crea un crisol tornasol en invierno tapatío

El cónsul Brad Donovan habla sobre las relaciones biculturales entre México y su país y de algunos proyectos que desea promover entre los jaliscienses.

Guadalajara

"Guadalajara será una de las veinte ciudades top en los próximos 20 años. Vemos el talento humano, su población, con una edad promedio de jóvenes de veinte años y las poco más de veinte universidades que hospeda. Si eso fuera poco, debe tomarse en cuenta su gastronomía, su cultura de hospitalidad, y su historia. Es un potencial fascinante”. Esa es la impresión de Brad Donovan, cónsul de Islandia en Guadalajara quien agrega: “Yo tengo la libertad de estar en cualquier parte del mundo y quiero estar aquí”.

Para Donovan, existe un México con esperanza. “Yo no creo en el miedo y la violencia, tal como la vende gran parte de la prensa internacional, yo creo en el poder de la palabra. Me siento como un representante de México, en especial en donde está mal visto. Vamos por la paz y la prosperidad no enfocados en las cosas negativas”, comenta el diplomático desde su oficina en la colonia Rinconada de Santa Rita.

Actualmente la Casa Islandia de Guadalajra, que él representa, promueve dos festivales culturales que coinciden con los solsticios de verano e invierno de su tierra natal. “Para nosotros son temporadas de reflexión y es ideal para planeación. Son dos fechas muy significativas para los países nórdicos en los que los cambios de estación son muy marcados”, subraya. Es así que surge el Ciclo Tornasol, que consiste en cuatro conciertos de música con un recorrido musical del barroco a lo contemporáneo. “Elegimos el arte, y en especial la música, porque trasciende países, culturas e historia. Dar el primer lugar a los valores humanos ayuda a crear puentes entre los países y solo así pueden salir adelante los negocios y las relaciones internacionales”, comenta el islandés-canadiense. y agrega que con estas actividades culturales pretende también promover el talento local jalisciense.

La comunidad  islandesa en México es pequeña y transitoria con alrededor de 40 familias que vienen al año, como turistas, a estudiar, a dar conciertos, a trabajar en la pesca, a trabajar en la geotermia, y sobre todo en la transferencia de tecnología en energías limpias. Este sector de tecnología autosustentable es su fuerte, según Donovan ya que la geografía de su país les ha obligado a que se vuelvan diestros en este rubro.

Las principales actividades de la Casa de Islandia en la ciudad son la educación y los intercambios culturales y académicos; las actividades de promoción cultural y la generación de negocios. De acuerdo con el cónsul, proporcionan asesorías sobre geotermia y energías renovables en las principales universidades de la ciudad y en el Centro Nacional de Control de Energía. Según Donovan saber crear energía autosustentable es muy valioso. “Los países que tienen energía son los que tienen dinero, sobre todo si sus procesos para generarla no dañan el medio ambiente”.

Intercambio cultural

Otro propósito de esta iniciativa según Donovan es hacer que los tapatíos se interesen en la cultura de su país y como ejemplo dice que las leyes vikingas son muy interesantes: “Ser bravo para avanzar, ser directo, tomar las oportunidades y ser flexible, atacar solo un frente a la vez y no planear todo a detalle, estar preparado, ser buen mercader, no hacer promesas que no se pueden cumplir y luchar siempre por la igualdad”.

Para el cónsul el intercambio cultural es posible porque ambos países tienen cosas en común como las sagas y los mitos, además de 50 años de relaciones diplomáticas. Asegura que Islandia es una plataforma hacia Europa, considerando el Tratado de Libre Comercio existente,aunque debe hacerse ajustes para que fluya el comercio con vuelos directos. Donovan dice que están por iniciar un programa de bibliotecas para jóvenes de escasos recursos, primero en Valle de Bravo, en febrero del 2015. Por otro lado cuentan con un proyecto anti-cáncer, además de promover el tequila y el mariachi en tierras nórdicas.

 

Claves

 

20 de diciembre de 2014

Cantos de invierno. Concierto inaugural con el contratenor Santiago Cumplido, Alex Jenne en el laúd y tiorba y María José Martínez, soprano

14 de Febrero 2015 Amor a la música. Concierto conel dúo VERCAM: Mary Camarena,soprano y Jorge Verdín al piano

21 de Marzo 2015 Polifonía de primavera, conel Coro de Infantes

16 Mayo 2015. Catedral urbana, con el ensamblebarroco: Flor de Sal La recepción para todos los recitales es a las 20:00 horas en el Consulado de Islandia, ubicado en Rinconada del Girasol 3575, en la Colonia Rinconada de Santa Rita en Zapopan

Los costos de los boletos son de 120 pesos para el público en general y 100 para maestros y estudiantes. Se pueden encontrar en el Instituto Musik, Centro Cultural Teulloc, Peter Brown y La Roma Records, el precio incluye coctel