Conservatorio Nacional de Música cumple 150 años

EL CNM festejará con destacados invitados de su institución hermana en Rusia, exposiciones de músicos destacados y la renovación de sus instalaciones
La fachada del CNM, que celebra este año siglo y medio en funciones
La fachada del CNM, que celebra este año siglo y medio en funciones (onservatorio.bellasartes.gob.mx)

“Dado el desastre educativo en México, el que estemos celebrando la continuidad de una escuela profesional como el Conservatorio habla espléndidamente bien de su cuerpo docente, de las facilidades que ha dado el Estado a los alumnos para que estudien en esta escuela. Hago notar que aquí se han formado algunos de los mejores músicos con los que ha contado el país” dijo Mario Lavista, compositor, egresado y profesor del Conservatorio Nacional de Música (CNM), sobre la celebración de los 150 años de la institución.

Por su parte el director de la institución, Dr. David Rodríguez de la Peña enumeró algunas de las actividades destacables del nutrido programa que se llevará a cabo este año. Comenzó por la presencia de dos importantes figuras musicales rusas, pues su Conservatorio también celebra 150 años de existencia. 

Estarán de visita Alexander Sokolov, Rector del Conservatorio de Música en Rusia y ex Ministro de Cultura y Sergey Kravchenko, jefe de la Academia de cuerdas de aquella institución. Ambos impartirán clases magistrales y recitales.

Para el día 29 de junio se fusionarán, por primera vez, las orquestas Sinfónica Nacional con la Sinfónica del Conservatorio, en el palacio de Bellas Artes, para ofrecer una interpretación de Carmina Burana. 

Se publicará una compilación de escritos acerca de la historia del Conservatorio y se convocará al Concurso de Composición del 150 aniversario del Conservatorio, cuyas obras ganadoras se interpretarán con la Orquesta de Cámara de Bellas Artes en un concierto especial el 16 de octubre.

También se montarán dos exposiciones conmemorativas en el vestíbulo del recinto: 

El 25 de abril se inaugurará “Mario Pani y el Conservatorio”, en conmemoración al trabajo del arquitecto mexicano, responsable del edificio erigido ex profeso para impartir clases de música en 1949. El  inmueble fue declarado patrimonio artístico en 2012.

El 1º de julio, los visitantes podrán conocer más de Melesio Morales, en la exposición “Archivo de un músico mexicano del siglo XIX”. 

El CNM será rehabilitado para la ocasión, primero en su infraestructura, (específicamente la impermeabilización y tuberías) y posteriormente en la implementación de nuevas tecnologías. Igualmente se aclaró que si bien está planeada una revisión de los planes de estudio, se tendría que esperar hasta 2017, pues el último data de 2006 y las carreras duran una década. 

Cada año ingresan 200 nuevos alumnos de 800 aspirantes que eligen entre 24 licenciaturas. Dado que algunos alumnos pueden terminar una carrera técnica, a los ciclos superiores llegan 400 alumnos, de los cuales se titulan 50. 

Finalmente, la directora del INBA dijo que la “emblemática institución ha participado del desarrollo cultural de México a través de la formación de músicos profesionales de muy alto nivel, y la presencia activa de sus alumnos y maestros en diversos ámbitos musicales”. Entre sus egresados se encuentran Plácido Domingo, María Teresa Rodríguez, Rolando Villazón, Irma González, Mario Lavista, Eduardo Mata, Aurora Serratos, Blas Galindo, Silvestre Revueltas, Carlos Chávez, José Pablo Moncayo.

En la conferencia de prensa, estuvieron también la titular de la delegación Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, el director del conservatorio, David Rodríguez de la Peña, y la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda. 

Además de inaugurar una plaza pública al costado de esta institución que da al corredor de Masaryk con el nombre de Plaza Conservatoriana, la delegada anunció la entrega de 21 becas con un monto de 27 mil pesos anuales; “consiste en la entrega de 3 mil pesos mensuales durante 9 meses a cada estudiante integrante de la Sinfónica del Conservatorio que participe con clases de iniciación musical en las zonas de mayor violencia de la delegación que son Tacuba y Tacubaya. La idea es una vez que esté terminado el Faro (antes cine Cosmos), ahí pueda ser la sede de esta escuelas para niños y niñas en situación de marginación”, dijo Gálvez.