Evidencían problemas del Consejo de Cultura

Federico Ramos Salas dijo que por incompatibilidad en la manera de operar renunció. La presidenta Lucrecia Martínez comentó que no dejarán de trabajar por quienes tienen “intereses personales”.

Torreón, Coahuila

El Consejo Municipal de Cultura de Torreón, se instituyó como un organismo para representar a la comunidad de artistas y público en general, en un trabajo en coordinación con el Instituto Municipal de Cultura y el Cabildo, para tener mejores resultados en este contexto.

Su ex integrante Federico Ramos Salas, dijo que por incompatibilidad en la manera de operar y en el encauce que actualmente ha tomado el comité, por lo que dijo tuvo que renunciar a su cargo.

La presidenta del Consejo, Lucrecia Martínez, dijo que la Comisión sí cumple con un plan de trabajo. Comentó que no dejarán de trabajar por quienes tienen “intereses personales”.

"Me involucré en el Consejo como un ciudadano comprometido con su ciudad, agradezco de manera puntual el que se haya promovido su creación, ya que organismos como este contribuyen al desarrollo de la población, aunque este no fue el caso", evidenció.

Comentó que el Consejo que inició en diciembre de 2013, no cumple con un líder auténtico, de compromiso, de calidad moral.

"Un buen Consejo debe estar compuesto por el liderazgo: capacidad de quien preside de aglutinar, generar consensos, desarrollar ideas, armonía y resultados. La formalidad es imprescindible, además de la seriedad, que es dar cumplimiento al reglamento. Así como la funcionalidad, que es la estructura de un funcionamiento eficiente y en la toma de decisiones el respeto a la mayoría”, declaró.

Al respecto, la presidenta del Consejo, Lucrecia Martínez, dijo que la Comisión sí cumple con un plan de trabajo. Comentó que no dejarán de trabajar por quienes tienen “intereses personales”.

El Consejo está integrado por: Lucrecia Martínez de Santibáñez, como presidenta, María Elena Barrondo Cuéllar, Antonio Méndez Vigatá, Federico Ramos Salas, Oralia Esparza Rodríguez, José Manuel Portilla Fernández y Fernando González Ruiz, como ciudadanos consejeros.