Nombre de Enriqueta Ochoa quedará en letras doradas

El Congreso de Coahuila, aprobó la celebración de una Sesión Solemne este martes 1 de julio de 2014 que quedará plasmado en el Muro de Honor del Salón de Sesiones.
Escritora Lagunera Enriqueta Ochoa.
Escritora Lagunera Enriqueta Ochoa. (Milenio Digital/Archivo.)

Saltillo, Coahuila

El Congreso del Estado de Coahuila, aprobó la celebración de una Sesión Solemne este martes 1 de julio de 2014, para inscribir con letras doradas el nombre de la poetisa Enriqueta Ochoa, en el Muro de Honor del Salón de Sesiones.

La obra poética de Enriqueta Ochoa, es considerada una de las más importantes de las letras mexicanas del Siglo XX, por lo que los legisladores buscan rendirle un homenaje póstumo.

Se dice que en el poema Bajo el oro pequeño de los trigos habla sobre la muerte, pero la obra no es un texto lúgubre.

La autora, nacida en Torreón, Coahuila, fue distinguida en vida con diversos premios y reconocimientos por parte de la comunidad literaria, a pesar de que en la segunda mitad del Siglo XX escribió que iba a dar a luz un nuevo Dios, lo cual le ganó que recibiera duras críticas y que incluso en su ciudad natal se prohibiera a "los buenos samaritanos" leer su poesía, según un documento de la Conaculta.

Entre los poemas más destacados de Ochoa, se puede encontrar: Carta a Jesús Arellano y Bajo el oro pequeño de los trigos.

Empezó a escribir poesía a los nueve años y desde su primer libro, publicado en 1950, mostró el estilo íntimo y diáfano que la caracteriza.

Según los relatos asentados en su biografía, las personas que la conocieron detallan que tenía una elegancia nata, que se revelaba en cada uno de sus gestos: su forma de sentarse, de encender el cigarro, de pasar las páginas de un libro.

Se dice que en el poema Bajo el oro pequeño de los trigos, Ochoa habla sobre la muerte, pero la obra no es un texto lúgubre.