Confirman hallazgo de exoplaneta habitable

El cuerpo, en la constelación del Cisne, puede tener agua en forma líquida, según la NASA.
Lo nombran Kepler-186f, por el telescopio que lo detectó primero.
Lo nombran Kepler-186f, por el telescopio que lo detectó primero. (AFP)

Washington

Los astrónomos confirmaron la existencia de un planeta de tamaño aproximado al de la Tierra, a 500 millones de años luz y en la constelación del Cisne, en el cual puede existir agua en forma líquida, anunció ayer la agencia espacial estadunidense NASA.

El planeta, que orbita la estrella enana Kepler-186 y al cual se le ha denominado Kepler-186f por el telescopio espacial que primero validó su existencia, fue analizado por el telescopio Géminis Norte, de ocho metros, y su vecino, el telescopio Keck II, de 10 metros, ambos en Mauna Kea, Hawái.

"Es extremadamente difícil detectar y confirmar estos planetas del tamaño de la Tierra y ahora que hemos encontrado uno queremos encontrar más", dijo en una teleconferencia Elisa Quintana, científica investigadora del Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI).

"Las observaciones de Keck y de Géminis combinadas con otros datos y cálculos numéricos nos permiten confiar 99.98 por ciento en que Kepler-186f es real", indicó Thomas Barcklay, del Instituto de Investigación Ambiental del Área de la Bahía en Ames.

En febrero pasado la NASA anunció que el telescopio Kepler, que orbita a 149.5 millones de kilómetros de la Tierra desde hace cinco años, había añadido 715 exoplanetas a la lista de un millar de cuerpos que orbitan estrellas a una distancia que hace posible la existencia de agua y por lo tanto de vida.

La búsqueda de planetas similares a la Tierra es una de las aventuras mayores en la investigación espacial actual y aunque se han detectado ya cientos de planetas del tamaño de la tierra y más pequeños, ellos circulan en órbitas demasiado cercanas a su estrella como para que haya agua líquida en su superficie.

El Kepler-186f es el quinto y más alejado de un sistema de cinco planetas, todos con tamaño similar.

La intensidad y el espectro de radiación de la estrella coloca al Kepler-186f en la zona estelar habitable, esto es que, si el planeta tuviera una atmósfera y agua en su superficie, como la Tierra, esa agua probablemente exista en forma líquida.