Concluyó en Taxco el encuentro de jóvenes creadores del Fonca

Dos centenares de artistas menores de 35 años, asesorados por tutores, desarrollaron los proyectos que exhibirán a final de año.
Claudia Lavista con sus alumnos.
Claudia Lavista con sus alumnos. (Especial)

México

Taxco, Guerrero, fue la sede de los Encuentros de Jóvenes Creadores del Fonca, que se desarrollaron durante tres días y terminaron ayer. Ahí, 200 artistas menores de 35 años, asesorados por tutores, desarrollaron los proyectos artísticos que exhibirán a final de este año en diversos recintos culturales de México.

Se presentaron cerca de 50 proyectos que abarcan las disciplinas de guión cinematográfico, cuento, letras en lenguas indígenas, narrativa gráfica, novela, fotografía, composición acústica y electroacústica, poesía, escultura y danza (en la que destacó la participación de Claudia Lavista).

Entre las propuestas están la del becario David Daniel Álvarez, de narrativa gráfica, quien prepara una colección de libro-álbum ilustrado de tres ejemplares inspirados en la mitología y los cuentos de origen prehispánico; en letras en lenguas indígenas Issac Esaú detalló que trabaja en una novela maya sobre la forma de educación en la época antigua y la importancia que tenía la expresión artística del cuerpo en los rituales.

Yael Martínez, bajo la tutoría de Eniac Martínez, desarrolla una serie fotográfica sobre los talleres de familia de los artesanos plateros de Taxco.

Resulta fundamental el apoyo del Fonca ya que le permite tener nuevas perspectivas y desarrollar de manera más óptima su obra.

Por su parte, el escritor Felipe Garrido expresó su alegría por el trabajo que desarrollan los cuatro becarios bajo su tutoría: Montserrat Ocampo, Jorge Comensal, Iván Ruiz y Sergio Rodríguez, quienes realizan ensayos con temáticas como la mudanza, las especies mexicanas en peligro de extinción, la fotografía del narcotráfico y en qué consiste el acto de la creación.

Entre los proyectos de música, bajo la tutoría de Javier Álvarez, se pueden mencionar el de Juan Pablo Contreras, un concierto para piano y orquesta con la finalidad de promover las tradiciones del país, y el de Marisol Jiménez, una obra para orquesta de cámara y medios electrónicos.

Las sesiones continuaron con las disciplinas de gráfica, composición de otros géneros, multimedia, medios alternativos y video, entre otras.