Nahucalli con el acento en la danza de Coahuila

Con 19 años de vida, la compañía ha recorrido más de la mitad del país y varios continentes. José Juan García García inició este proyecto y al fallecer ahora es encabezado por Manuel Valle Espino.

Torreón, Coahuila

El primer ensayo que celebró el ballet coreográfico Nahucalli fue un domingo 17 de abril de 1998. Hablar sobre la base de casi dos décadas es toda una vida.

Entonces, Manuel Valle Espino, actual director de la que por su número de integrantes se convirtió en la Compañía de Danza Folclórica Nahucalli, tenía apenas 21 años, aunque desde la adolescencia ya bailaba.

Al ser el primer ballet en difundir las danzas de las tribus, el gobierno de Coahuila los ha movilizado para que compartan el conocimiento sobre los bailes tradicionales.

"Fue la directora del Teatro Isauro Martínez quien dijo que no había un ballet que montara los bailes más representativos de la región. Fuimos dos personas las que empezamos y lo inicia el profesor José Juan García García y a raíz de ello, los primeros vestuarios se fueron haciendo con actividades".

Con experiencia en el Ballet Kikapú de la Escuela Normal Superior de Educación Artística, Manuel Valle fue requerido por el profesor García.

Entre cientos de hermosos trajes que forman parte del acervo en cuanto al vestuario de la compañía, su actual director recupera fragmentos de la historia.

“Él era mi maestro y cuando yo empecé a bailar tenía quince años. El ballet cerró en la Escuela Normal y en ese mismo tiempo había un grupo que se llamaba Ketzali del profesor Carlos Berumen Rodela. Esos dos grupos cierran y los que participábamos nos quedamos fuera. Al tiempo el profesor Juan José García abre el ballet folclórico del Teatro Isauro Martínez con doce elementos”.

Esta compañía tiene una inmensidad de cuadros coreográficos montados, al inicio representaba clásicos, polkas de Nuevo León y sones de Guerrero, pero realizaron también un trabajo historiográfico para poder recuperar las danzas locales, viajando, conociendo y reconociendo las cinco regiones de Coahuila.

“Empezamos con estos cuadros porque cuando tomáramos la decisión de sacar todos los bailes de Coahuila, queríamos estar bien documentados sobre todo su folclor, sabíamos que era muy extenso y no estaba muy bien asentado”, refirió Manuel Valle.

Fue después de quince años que realizaron el festival “Coahuila, mi tierra hecha danza” presentando los bailes de las regiones Carbonífera, Sureste, Laguna, Norte y Centro.

Este trabajo es de suma importancia pues muchos habitantes ni siquiera reparan en que en el municipio de Múzquiz se ubican las reservaciones de los Kikapú y los Mascogos.