La Cofepris clausura 60 consultorios en farmacias

A partir de este año los médicos de esos establecimientos deben reportar los casos que registren de enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión.

México

De diciembre de 2013 a la fecha se han realizado 947 verificaciones de consultorios que atienden a un costado de las farmacias, de los cuales 60 fueron clausurados por violar la legislación y carecer de cuestiones esenciales de higiene, no contar con los títulos de los médicos a la vista o emitir recetas ilícitas.

Mikel Arriola, comisionado de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos  Sanitarios (Cofepris), dio a conocer los resultados de las 947 verificaciones realizadas a esos establecimientos de diciembre de 2013 a la fecha.

Aunque el funcionario federal reconoció que son pocas visitas, tomando en cuenta que en México hay 13 mil consultorios de ese tipo que otorgan 350 mil consultas diarias, señaló que “la Cofepris mantendrá una política de cero tolerancia” cuando violen la Ley General de Salud, por lo que las inspecciones continuarán.

“Es causal de cierre cuando el consultorio no cuenta con aviso de funcionamiento de la Cofepris o de la autoridad sanitaria local; cuando no se exhibe el título vigente, desde luego de los doctores, a la vista del público, o si no se tienen un recetario autorizado”, detalló Arriola.

Asimismo, suspenderán los establecimientos si no cuentan con buenas condiciones sanitarias, utensilios sanitizados, lugares separados para la entrevista y exploración, área asignada para guardar expedientes clínicos e instalaciones para personas con discapacidad.

Sobre las recetas irregulares emitidas, Arriola precisó que de los 60 establecimientos clausurados por los menos 20 daban prescripciones que incumplen con la norma. “Nuestra labor es revisar en todas las farmacias las recetas que se reciben al año, que exceden el millón, 95 por ciento se emite conforme a la norma y 5 por ciento (50 mil) no son legales”, detalló.

Reporte de enfermedades

Otro de los problemas, abundó Arriola, es que los médicos no registran los casos de enfermedades en sus consultas, por lo que a partir de este mes se inició un protocolo basado tanto en la aplicación de cuestionarios como de estudios de laboratorio.

Como parte de los convenios celebrados con las farmacias, en una nueva etapa del trabajo los médicos deberán reportar a las autoridades los casos que detecten de enfermedades crónicas degenerativas.

 “Como parte de la estrategia del gobierno federal, ahora los 32 mil 500 médicos de esos establecimientos deberán aplicar las mismas medidas de prevención que se aplican en el sector público. Vamos a enfocarnos en detectar pacientes con sobrepeso y obesidad, se harán pruebas de laboratorio para detectar diabetes e hipertensión, e incluso cáncer”, señaló el funcionario.

Los médicos, reiteró, deberán identificar a estos pacientes y canalizarlos a unidades especializadas.

Vigilancia de medicamentos

El titular de la Cofepris anunció otra estrategia que se implementará a partir de abril y que se centrará en los pacientes, quienes serán orientados a través de folletos para que informen sobre efectos adversos que hayan tenido provocados por medicamentos recetados por los médicos de los consultorios de las farmacias.

Se procurará que las personas accedan a la página de la Cofepris para que de forma sencilla efectúen un reporte. “Es una herramienta de fármacovigilancia que va a permitir a la autoridad verificar el comportamiento de los medicamentos en el mercado y de inmediato identificar sus efectos adversos”, afirmó Arriola.

En esa tercera etapa los 13 mil puntos de consulta también servirán para transmitir consejos en materia de desinfección de agua, manejo higiénico de alimentos, lavado de manos, disposición de residuos sólidos y manejo de fauna nociva.

Expedientes incompletos

Eduardo Jaramillo, director general de Promoción de la Salud de la Ssa, reconoció que una revisión nacional de los expedientes clínicos de todas las instituciones de Salud, incluyendo IMSS e Issste, y de los hospitales del Seguro Popular, reveló que 60 por ciento están incompletos al carecer de estudios de laboratorio básicos para detectar enfermedades.

Además, abundó el funcionario, “40 por ciento de los expedientes analizados carece de evidencias de que se hayan revisado los pies de pacientes durante el último año”, un método simple de diagnóstico para personas que tienen diabetes y pueden presentar complicaciones en esas extremidades. De hecho, comentó Jaramillo, en México hay alrededor de 10 millones de diabéticos y más de 90 por ciento no lleva un control adecuado de la enfermedad, ya sea por omisión o desconocimiento.

“El promedio nacional de pacientes con al menos una indicación de medición de glucemia en ayunas al año fue de 43.1 por ciento; es decir, el control metabólico en los servicios de salud es incompleto. Tenemos que reforzar la adhesión terapéutica para garantizar el control metabólico de sus pacientes”, señaló.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]