Claudio Ordaz, el mexicano que fundó una orquesta en Finlandia

Pese a los vaticinios en contra, ha logrado no solo crear, sino mantener y acrecentar, la agrupación llamada Camerata de Savonlinna.
En los años 2009 y 2010 Ordaz fue galardonado con el premio de la Fundación Cultural Finlandesa por su aportación al desarrollo artístico de ese país.
En los años 2009 y 2010 Ordaz fue galardonado con el premio de la Fundación Cultural Finlandesa por su aportación al desarrollo artístico de ese país. (Especial)

México

Cuando el violinista y director de orquesta chihuahuense Claudio Ordaz llegó a Finlandia en 2010, una periodista le dijo: "Tú no eres finlandés y no vas a tener ninguna oportunidad aquí". El director de orquesta lo recuerda como una anécdota en la que prefirió no reparar porque sabía que era falso.

Lo recuerda ahora que dice ser el primer mexicano en fundar una orquesta en Europa: en 2013 reunió a un grupo de músicos que ahora ya creció a 34, bajo el nombre de Camerata de Savonlinna, agrupación que ha recibido reconocimientos tanto de la Fundación Cultural Finlandesa, como de la embajadora mexicana en aquel país, Norma Bertha Pensado Moreno. Incluso ha logrado llamar la atención de la prensa.

En los años 2009 y 2010 Ordaz fue galardonado con el premio de la Fundación Cultural Finlandesa por su aporte al desarrollo artístico de ese país, y actualmente es miembro de la Asociación de Honores de Estados Unidos Phi Kappa Lamda.

La música, el violín y la iniciativa de formar grupos musicales son enseñanzas que heredó de su padre, Moisés Ordaz, quien fue un visionario al crear la Orquesta Sinfónica de Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), el 15 de diciembre de 1960, como cuarteto de cuerdas. Éste evolucionó para realizar su primer concierto, ya como Orquesta de Cámara de la UACH, el 27 de octubre de 1967, conjunto en el que Claudio Ordaz, llegó a ser concertino a los 14 años de edad.

"A los cinco años sentía ya una necesidad por la música: llegaba del jardín de niños a casa y lo primero que hacía era poner los discos LP, de los que ya no hay, y me pasaba las horas escuchando a Beethoven, a Mozart y las sinfonías de Haydn. A los 14 años cruzaba la frontera con Estados Unidos a las 3 de la madrugada para tomar mi clase de violín a las 10 de la mañana con el maestro James Angerstein, y regresaba a mediodía para estar listo para el día siguiente para el ensayo de la orquesta sinfónica".

Este director tiene una licenciatura en ejecución de violín por la Universidad de Texas, en donde estudió con Abraham Chávez; también cuenta con una maestría y un doctorado en dirección orquestal en la prestigiada Academia de Música y Teatro de Estonia, donde estudio con Eri Klas. Además cuenta con un doble posgrado en violín y dirección orquestal en el Conservatorio de Música de Praga.

Sus maestros de dirección fueron figuras de gran reconocimiento como Neeme Järvi, Gennadi Rozhdestvenski, Jorma Panula, Juri Aplerten, Miriam Nemcova y Kenneth Kiesler.

Modelo ejemplar

"He estado fuera de México por 23 años, durante los cuales he participado en muchos festivales de música de cámara con diferentes orquestas europeas en países como Luxemburgo, Finlandia, República Checa, Estados Unidos, Estonia, España, Alemania y Suiza. He trabajado con grandes directores, como Lorin Maazel, Kurt Masur, Paavo Järvi Nikolai Alexeev, Zdenek Macal, Neville Mariner y Gurer Aykal", explica.

Su maestro Eri Klas fue quien le abrió las puertas de Finlandia, donde se presentó en varias ocasiones como director; después la oferta que recibió su esposa para impartir clases en ese país fue lo que finalmente lo hizo mantener su estancia allí, la que ya llega a seis años.

"Al llegar me di cuenta de que había bastantes recursos, muchos músicos talentosos. Hacía poco más de 20 años hubo una orquesta en la ciudad de Savonlinna, pero desapareció. Empezamos a crear una estructura e iniciamos con pocos músicos; nuestro primer concierto, con un ensamble de cámara, fue en el 2013.

"Actualmente Finlandia pasa por una etapa de transición económica y muchos cambios, y la cultura no es la excepción. Nuestra orquesta depende de la iniciativa privada; ya son varias compañías las que nos apoyan, y esto ha llamado la atención en la prensa, especialmente de Savonsanomat, uno de los diarios finlandeses más importantes, en el que publicaron que la orquesta era un modelo ejemplar de México", dice el director de orquesta.

Acerca del repertorio, Ordaz explica que no ha querido adoptar música de solo una época, que pronto buscará incluir piezas de compositores mexicanos
y que desea que pronto el grupo que dirige sea invitado a tocar en México.

"La cultura de este país es diferente; la gente de Helsinki contrasta con las personas de la zona donde yo vivo, que es gente sencilla y humilde, pero que al final es la gente en la que se inspiró el gran compositor Sibelius".


En crecimiento

12 integrantes,
con los que inició la camerata.
34 miembros,
los que tiene ahora.
12 empresas privadas,
las que apoyan con recursos al grupo.
600%, incremento
en la captación de fondos para la camerata.