También el GDF investigará la fiesta en la Rotonda

La indagatoria es para definir quiénes infringieron ordenamientos o quiénes, en su utilización, provocaron daños al lugar.

México

La historia comenzó como una fiesta de cumpleaños y se ha convertido en una verdadera pesadilla para la festejada y quienes permitieron su celebración en un lugar histórico: el Gobierno del Distrito Federal ya ordenó una investigación ante la Contraloría General y la Procuraduría General de Justicia de DF, a fin de deslindar responsabilidades por la celebración del aniversario de la actriz Claudia Cervantes en la Rotonda de las Personas Ilustres, ubicada en el Panteón Civil de Dolores.

La administración capitalina aclaró que esta indagatoria es para quienes hayan infringido algún ordenamiento legal, ya sea en el ámbito de sus atribuciones o de personas que en su utilización hayan provocado algún daño a tan significativo lugar.

“Hemos hecho un enérgico reproche. Creo que a todos nos causa indignación que se pueda utilizar un lugar como éste para un evento con los fines que se planteó y no es de ninguna manera el uso que se le debe dar a una instalación de la magnitud que es esta Rotonda de las Personas Ilustres”, enfatizó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) fue comisionado para llevar a cabo una inspección a fin de determinar si la realización del festejo ocasionó daños al patrimonio y presentar la denuncia correspondiente; el dictamen se dará a conocer hoy.

Primeras medidas

Al respecto, en la delegación Miguel Hidalgo se hizo efectiva la separación de su cargo del subdirector de Servicios al Público de la demarcación, Rafael del Val, quien fungía como el encargado de otorgar los permisos en el panteón de Dolores, para facilitar las investigaciones y deslindar responsabilidades. Según diversos reportes, Del Val participó en el festejo de la actriz Claudia Cervantes en la Rotonda de las Personas Ilustres.

Luego de los hechos, sucedidos el pasado 13 de junio, la delegación también dio a conocer en un comunicado que se abrió una investigación y se procederá a sancionar a la casa productora Claos Entertainment S.A. de C.V., “responsable de haber llevado a cabo un evento de tipo social, violando el permiso otorgado para únicamente grabar un videoclip”, hasta con 500 salarios mínimos, alrededor de 32 mil pesos.

“Creemos que hay elementos para determinar que el permiso que otorgó la delegación no cumplió el fin y el objetivo original; hubo un conjunto de excesos, hay fotos, elementos gráficos que lo indican, y por eso inmediatamente instruí a mi dirección jurídica para que sancione a la casa productora, y retiramos del cargo al encargado de dar los permisos en la demarcación”, dijo Víctor Hugo Romo, titular de la demarcación.

La idea es fortalecer “los protocolos para otorgar permisos, supervisar las grabaciones y visitas a la Rotonda de las Personas Ilustres”, para lo cual también buscarán reuniones con funcionarios del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Al concluir un evento en el Faro de la Escandón, el delegado negó  haber asistido a la fiesta de la actriz: “Cero”, se limitó a responder.

“Voy a llevar unas coronas”: Claudia Cervantes

En entrevista con MILENIO, la actriz Claudia Cervantes insistió en que la grabación de un video se salió de control “hacia la celebración de mi cumpleaños”, pese a las evidencias de invitaciones y boletos en los que se habla de una fiesta por sus 35 años.

“Nunca fue mi intención faltarle el respeto a nadie. Si ofendí, de manera personal voy a buscar a los familiares de personas que están enterrados en la rotonda; voy a llevar unas coronas, les voy a hacer una carta, y ojalá podamos reunirnos para ir al INAH y solicitar que se haga una protección, porque a lo mejor no estaba tan informada”.

La actriz aseguró que en ningún momento hubo afectaciones al lugar, en ninguna cripta o escalón: “Se cuidaron todos los detalles, porque yo también soy responsable de cada grabación, y no solo la rotonda, sino cualquier lugar de nuestra ciudad merece cuidado. En ese sentido no tengo ninguna culpa, pero si esto se prestó o se salió de control para que fuera parte de mi celebración del día, pues ya pedí una disculpa por el monumento que es”.

Cervantes, sobrina del ex presidente Felipe Calderón, también aseguró en la entrevista que los recursos con los que viaja no son públicos; añadió que comete errores y paga sanciones como cualquier ciudadano, y dijo que “no me he valido de ningún parentesco para mis logros y mis errores”.

(Eduardo Gutiérrez/México)