Científicos hallan nanomaterial que supera al grafeno y al silicio

La molécula sirve para celdas solares, leds y chips, informa el MIT.
Al ser hexagonales, sus moléculas se ensamblan de forma natural.
Al ser hexagonales, sus moléculas se ensamblan de forma natural. (Especial)

México

Científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y de la Universidad de Harvard han descubierto un material tan delgado como el grafeno (bidimensional), pero con la ventaja de ser semiconductor, como el silicio, que es esencial para la fabricación de chips de computadora, leds, o celdas solares.

El trabajo, que acaba de ser publicado en la American Chemical Society Magazine (revista de la Sociedad Americana de Química), fue realizado por Mircea Dinca, profesor de química del MIT, y siete coautores más.

Actualmente expertos de todo el mundo trabajan para aprovechar las propiedades inusuales de grafeno, una lámina de átomos de carbono que tiene la capacidad de conducir electricidad como los metales; sin embargo, éste carece de una propiedad de los semiconuctores, la banda prohibida utilizable.

El MIT explicó en un comunicado de prensa que entre las principales ventajas del nuevo material (Ni3 HITP2) —que obtuvieron al combinar níquel con un compuesto orgánico llamado HITP— destaca que puede ser tan delgado como el grafeno, de apenas una molécula de ancho.

Además el nuevo compuesto tiene de forma natural la banda prohibida, característica que permite conducir o bloquear la eléctricidad, dependiendo de cómo sean estimulados sus electrones, como pasa con el silicio, una propiedad necesaria para fabricar celdas solares, procesadores de computadoras o leds como los de las pantallas de superalta definición.

El grafeno, por ejemplo, tiene muy buena conductividad, pero la falta de la banda prohibida utilizable implica que los científicos deben modificarlo, lo que tiende a degradar las propiedades que lo hacen especial, como su delgadez.

El MIT destacó que otra ventaja del nuevo compuesto es que, al ser hexagonales sus moléculas, se ensambla de forma natural tal como si fuera un panal de abejas, lo que permite facilitar la manipulación, fabricación y puesta a punto de las propiedades deseadas para
diversos dispositivos electrónicos.

La investigación sobre este tipo de materiales bidimensionales que poseen propiedades extraordinarias “está de moda en estos días y por una buena razón”, explicó Dinca en el boletín.

De acuerdo con el profesor del MIT, esta investigación es apenas el inicio de lo que puede ser una familia diversa de materiales similares construidos a partir de diferentes metales con compuestos orgánicos.

Tales materiales, según el especialista del MIT, tienen potencial para desarrollar mejores celdas solares cuya capacidad de capturar diferentes longitudes de onda de la luz puede ser emparejado con el espectro solar o para mejorar supercondensadores que almacenen la energía eléctrica.