Científicos creen haber hallado carabela de Colón

Barry Clifford aseguró que la nave está frente a las costas de Haití, de acuerdo con evidencia geográfica, de topografía submarina y arqueológica.
En los últimos años utilizaron magnetómetros para encontrarla.
En los últimos años utilizaron magnetómetros para encontrarla. (Reuters)

Nueva York

Un arqueólogo submarino estadunidense aseguró  haber hallado frente a las costas de Haití los restos de la famosa carabela Santa María, con la que Cristóbal Colón llegó a las costas de América en 1492, una suerte de “monte Everest” de los naufragios, según el explorador.

“Toda la evidencia geográfica, de topografía submarina y arqueológica sugiere de manera muy fuerte que son los restos de la famosa nave insignia de Colón, la Santa María”, indicó en un comunicado de prensa Barry Clifford, líder de dos expediciones de exploración y reconocimiento al norte de las costas de Haití.

“Estoy confiado en que la excavación completa de los restos del barco revelará la primera evidencia arqueológica del descubrimiento de América por parte de Colón”, agregó el explorador, quien dará una conferencia de prensa hoy en Nueva York.

Clifford, de 68 años, un especialista en el rescate de restos de naufragios, realizó en 2003 una primera expedición y tomó unas fotografías del barco sumergido, sin darse cuenta entonces de que podía tratarse de la embarcación de Colón que encalló en un arrecife el 25 de diciembre de 1492.

“Es el monte Everest de los naufragios”, aseguró Clifford en declaraciones a la cadena de televisión estadunidense CNN.

“El gobierno haitiano ha sido extremadamente útil, y ahora necesitamos seguir trabajando con ellos para hacer una excavación arqueológica detalladas”, añadió Clifford al periódico The Independent.

Hasta el momento, según el diario, el equipo de Clifford ha realizado en el lugar mediciones y ha tomado fotografías.

La identificación tentativa de la Santa María ha sido posible a partir de varias investigaciones realizadas por arqueólogos en 2003, que sugerían el lugar probable del naufragio.

Con esta nueva información, Clifford pudo utilizar datos de las notas de Colón para deducir dónde deberían estar los restos.

Una expedición realizada por su equipo hace 10 años ya había tomado varias imágenes de los restos, pero en ese momento no había podido establecer la identidad.

Pero un nuevo análisis de las fotografías submarinas tomadas en la primera expedición de 2003, junto con datos obtenidos por una exploración de reconocimiento submarina a principios de este mes, le permitió a Clifford identificar de manera tentativa que los restos corresponden a la Santa María.

Las pruebas, son importantes, teniendo en cuenta que la localización coincide con las notas de Colón.

En los últimos años, el equipo de arqueólogo submarino ha utilizado magnetómetros y otros instrumentos para tratar de encontrar la Santa María cerca de las costas de Haití.

“Hemos informado al gobierno haitiano sobre nuestro descubrimiento, y esperamos trabajar con ellos y otros colegas de ese país para asegurar que el lugar es protegido y preservado. Será una oportunidad maravillosa trabajar con las autoridades haitianas para preservar la evidencia y los artefactos del barco que cambió el mundo”, afirmó Clifford en declaraciones que publica el diario.

El arqueólogo submarino expresó su confianza en que una vez realizadas las excavaciones y dependiendo del estado de las maderas hundidas, sería posible finalmente levantar los restos de la embarcación, para que después sean expuestos en un museo de Haití.

Clifford es uno de los exploradores submarinos más experimentados del mundo puesto que ha realizado estudios de numerosos restos históricos durante años.

Varias semanas después de llegar al Caribe en 1492, la Santa María, con Colón a bordo, quedó a la deriva al norte de Haití y la embarcación tuvo que ser abandonada.