El Cervantino vuelve a su esencia

Buscará el festival involucrar a las comunidades  y a los sectores sociales más vulnerables.
Los Entremeses Cervantinos dieron vida al FIC.
Los Entremeses Cervantinos dieron vida al FIC. (Especial)

Guanajuato

Recuperar el espíritu que dio inicio al FIC, con un doble componente: artístico y social, es la aspiración del Festival Internacional Cervantino, por lo cual Jorge Volpi, su director, anunció el Proyecto Ruelas, que busca involucrar a las comunidades y a los sectores vulnerables afectados por la inequidad en el estado de Guanajuato.

El Cervantino aspira a contribuir con su granito de arena  a la  recomposición del tejido social. El arte y la cultura serán los instrumentos para recuperar los espacios que han sido secuestrados por la inseguridad, con la intención de generar nuevas formas de convivencia social.

La apuesta del festival más importante de México es apegarse a la tradición del teatro de William Shakespeare, con motivo del 450 aniversario de su natalicio, y a la memoria de las representaciones en espacios naturales instauradas por el dramaturgo Enrique Ruelas quien, con habitantes de la ciudad de Guanajuato y miembros de la comunidad universitaria, creó los Entremeses Cervantinos que en 1972 dieron vida al Festival Internacional Cervantino.

En conferencia de prensa en el Teatro Juárez, Jorge Volpi, director del Festival Internacional Cervantino dijo que pretenden “llegar a estas comunidades que tienen problemas  a veces de marginación, de violencia, de drogadicción, de desempleo, para que puedan tener a través del arte, un espacio de transformación. Eso es lo que nos corresponde a nosotros independientemente de muchos otros proyectos municipales, estatales o federales que intentan combatir también esta desigualdad que aqueja desde luego al país, pero nosotros queremos cumplir nuestra misión con esto.

Para arrancar este proyecto se contará con la participación de los directores Sara Pinedo, Raquel Araujo, Javier Sánchez Urbina y Luis Martín Solís, que cuentan con una amplia experiencia en trabajo comunitario, precisó el titular del FIC.

Aunque el tiempo será muy corto, cada uno estos creadores tendrán el reto de  crear cuatro compañías de teatro en las comunidades de San Juan de Abajo; en los barrios modelo (Arboledas, Cervera, Cúpulas, Mártires 22 de abril y Lomas del Padre; así como en Puerto Valley, La Escondida y Pozo Blanco del Capulín.

Como en su momento lo hiciera Ruelas, estos dramaturgos y directores empezarán a convocar a los miembros de la comunidad para motivarlos y lograr que participen como actores en los montajes de El mercader de Venecia, Sueño de una noche de verano, Romeo y Julieta, El rey Lear, Hamlet y Los dos hidalgos de Verona.

Volpi detalló que para el Proyecto Ruelas se destinarán 2 millones 400 mil pesos, provenientes de la Secretaría de Gobernación, del propio festival, así como del British Council.

Cuatro directrices

El Proyecto Ruelas es una de las cuatro iniciativas, que a partir de ahora se convertirán en las directrices del Festival Internacional Cervantino: Academia Cervantina, Talleres de Formación de Críticos de Música y Artes Escénicas, y la Experiencia de Edimburgo: Taller de Formación en Manejo Gerencial, Evaluación del Impacto y Generación de Audiencias en Festivales Internacionales de Arte.

Respondiendo a la necesidad de que este festival tenga una trascendencia más allá de los días en que se desarrolla, con estos programas se dará continuidad a la fiesta del espíritu para formar no sólo nuevos públicos, sino también nuevos cuadros artísticos en música y artes escénicas.

Estos proyectos cuentan con el aval y la participación de Luis Fernando Gutiérrez Márquez, presidente municipal de Guanajuato, María Eugenia Carreño de Márquez, presidenta del DIF local, Juan Alcocer, director general del Instituto Estatal de Cultura y, Mauricio Vázquez, director de Extensión Cultural de la Universidad de Guanajuato.

Jorge Volpi, director del Festival Internacional Cervantino, dijo que dado que en este encuentro cultural se dan cita los mejores exponentes en las diversas disciplinas artísticas, se aprovechará su presencia en el proyecto Academia Cervantina donde compartirán sus conocimientos con jóvenes músicos de América Latina. Al final de estas asesorías, los elegidos darán un concierto dentro del Cervantino bajo la batuta de Juan Trigos, director de la Orquesta Sinfónica de Guanajuato, precisó.

De igual manera, con la impartición de los Talleres de Formación de Críticos de Música y Artes Escénicas,  se busca llenar el vacío que se tiene de especialistas en estas disciplinas.

Por lo que respecta al proyecto de la Experiencia de Edimburgo, que convocará para junio a los 25 festivales más importantes del país; aspira, en palabras de Edgardo Bermejo, director de Artes y cultura del British Council, a compartir la experiencia de éxito de esta región de Reino Unido.

“Es una ciudad de 400 mil habitantes  que recibe al año, durante el desarrollo de sus 12 festivales, un total de 4 millones de persones y genera 5 mil 500 millones de pesos”.

Al final de este anuncio, Jorge Volpi participó en la primera reunión del Comité Organizador del Festival Internacional Cervantino (Cofic), el máximo órgano rector de este encuentro cultural, donde estuvieron Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato; Luis Fernando Gutiérrez Márquez, presidente municipal de Guanajuato, y José Manuel Cabrera Sixto, rector de la Universidad de Guanajuato.

Algo de lo que viene:

Ensemble Intercontemporain (Francia)

Cuarteto Arditti (Reino Unido)

Steve Schick (USA)

Norio Sato (Japón)

Nomad Ensamble (Japón)

Next Mushroom Ensamble (Japón)

Ensemble Sillages (Francia)