Locura y memoria en la obra Anamnesis llega al Cervantino

La puesta en escena, de Jaime Chabaud, es dirigida por Richard Viqueira; se presentó en la comunidad Misión de Chichimecas como parte del programa Comunidad al Cervantino.

Guanajuato

A unos 90 kilómetros de la Ciudad de Guanajuato se encuentra la comunidad Misión de Chichimecas, dentro del municipio de San Luis de la Paz: un lugar en el que las actividades artísticas y culturales son bastante esporádicas y, sin embargo, los niños y jóvenes de ese lugar que acudieron al Auditorio Mina de Rayas a presenciar la obra Anamnesis, de Jaime Chabaud -colaborador de MILENIO-, dirigida por Richard Viqueira, no sucumbieron al sol ni al viento helado que, como oleadas, de pronto llegaba al sitio.

Ellos fueron los invitados dentro del programa Comunidad al Cervantino: alrededor de 100 jóvenes que hicieron el viaje de hora y media para presenciar el montaje, comisionado por el Festival Internacional Cervantino dentro de Shakespeare 450, de ahí que la obra esté basada en El rey Lear.

“Tenía muchas ganas de colaborar con Jaime desde hace unos 10 años”, comenta el director de la puesta, “y por invitación de Jorge Volpi, se le encomendó una obra a Jaime a partir de una idea sobre Shakespeare: me parece que hizo una obra totalmente original: sí tiene la influencia de Shakespeare, pero en realidad abreva de muchas otras técnicas.”

De acuerdo con Richard Viqueira, se trata de una obra que reconcilia la tradición trágica con la dramaturgia contemporánea, hay mucho del no personaje, de la narrativa escénica, porque “desde el principio nos juntamos a platicar qué queríamos contar con la historia y decidimos que la mejor idea era hablar sobre la memoria y sobre la identidad”.

Uno de los aspectos característicos de la preparación de la obra es que notaron que tanto director como dramaturgo, la compañía entera, habían tenido cerca a personas que habían perdido la memoria o que tenían una memoria endeble mientras más viejos se volvían.

“A partir de esta premisa. Jaime escribió la obra: me parece que es uno de sus textos más poderosos: lo que antaño era un rey, hoy es un gran empresario. Desde el montaje tomamos como parámetros a un Carlos Slim, un Azcárraga Milmo: esos hombres que tienen un imperio, una decadencia también y que tienen como este aliento épico que puede tener la obra.

“Nos parecían los parámetros a seguir para mostrar la grandeza de la fortuna del hombre, de lo que estaba en juego. Me interesaba mucho hermanarlo con la tradición isabelina, donde no hay grandes recursos escénicos, sino todo está contenido en el actor y en la palabra.”

La apuesta central de Anamnesis fue que el actor pudiera transformar la tormenta, la tempestad, a través de su acción, de su cuerpo o de su voz, más de que otros recursos escénicos.

Después de su presentación en Guanajuato, la obra de Jaime Chabaud comenzará una gira por Querétaro y ya se tienen pláticas para llevarla a San Luis Potosí.