Vicente Alfonso gana premio Internacional de Literatura

Obtuvo el primer lugar en la categoría de novela por "Huesos de San Lorenzo" en el concurso "Sor Juana Inés de la Cruz" 2014. El premio será de 300 mil pesos.
Bajo el seudónimo de "Tom Canty", el joven escritor lagunero Vicente Alfonso obtuvo el primer lugar en la categoría de novela.
Bajo el seudónimo de "Tom Canty", el joven escritor lagunero Vicente Alfonso obtuvo el primer lugar en la categoría de novela. (Facebook: Vicente Alfonso )

Torreón, Coahuila

Con la novela “Huesos de San Lorenzo”, Lagunero gana el Certamen Internacional de Literatura "Sor Juana Inés de la Cruz" 2014.

Bajo el seudónimo de "Tom Canty", el joven escritor lagunero Vicente Alfonso obtuvo el primer lugar en la categoría de novela por "Huesos de San Lorenzo" del Certamen Internacional de Literatura "Sor Juana Inés de la Cruz" 2014.

De acuerdo con la convocatoria y en apego al fallo del jurado, se otorgaron seis primeros lugares en los géneros de Poesía, Ensayo Literario, Novela, Cuento, Dramaturgia y Literatura Infantil.

La novela cuenta la historia de una familia de clase media en México de los años sesentas, de cómo va variando su postura frente a los prejuicios.

Además de cuatro menciones honoríficas: dos en cuento y dos en novela. La ceremonia de premiación se llevará a cabo el próximo 17 de abril por el gobierno del Estado de México.

El ganador de cada uno de los géneros recibirá un premio de 300 mil pesos, además de la publicación de la obra.

En el caso de la novela "Huesos de San Lorenzo", del lagunero Vicente Alonso, el jurado  estuvo compuesto por los escritores Ignacio Padilla, Mario Bellatin y David Martín del Campo. 

“La novela la escribí en un periodo de cinco años, los dos últimos de un trabajo intenso.  Estuve becado por el PECDA Coahuila, obtuve también una invitación de una universidad estadounidense en Carolina del Norte y una beca por el FONCA lo que me permitió una residencia para escribir esta novela y prácticamente el año pasado estuve fuera del país, tomé algunos talleres de crónica en Argentina y me encerré a escribir”, narró el autor.

“Desde niño mis padres me inculcaron la lectura y leía mucho, entre esas lecturas las historias de Mark Twain. Digamos que tuve una fuerte influencia”.

“La novela cuenta la historia de una familia de clase media, en un México de los años sesentas a inicios de este siglo, de la forma en que los miembros de esta novela van variando su postura frente a los prejuicios y las cosas que se han dado por sentado durante mucho tiempo, esto como una visión de la vida que va cambiando”, añadió.

Expresó que es difícil saber de dónde surgen las ideas para una historia, dijo que cree llegan y se instalan como un virus que crece y cobra fuerza.

“Desde niño mis padres me inculcaron la lectura y yo leía mucho, entre esas lecturas las historias de Mark Twain. Digamos que tuve una fuerte influencia de su narración, sobre todo de la historia El príncipe y el mendigo”.

Compartió que tiene un hermano gemelo y esta historia se trata de un par de niños que son idénticos y que en un momento dado se intercambian, “de niño lo que los demás veían como una historia fantástica, yo lo veía como una posibilidad. Entonces esto me cambio la perspectiva de las cosas y me hizo interesarme por este fenómeno de la dualidad”.