Nacen centros alternativos de cultura por falta de espacios

Los representantes de los sitios en Torreón: "El Moyote", "El Tumbao" y "La Mina", coinciden en que lo importante es no esperar a que el gobierno "te suelte la limosna".
“El Moyote” está ubicado en la privada Ponciano Arriaga # 158.
“El Moyote” está ubicado en la privada Ponciano Arriaga # 158. (Luis Alberto López)

Torreón, Coahuila

Ante la necesidad de espacios culturales, los centros alternativos han surgido más. Sus coordinadoras aseguraron que pueden sostenerse por sí solos y no depender de apoyos gubernamentales.

Elías Alejandro García Hernández, integrante del grupo de cuentacuentos "La Tropa Cachivaches", declaró que la necesidad de un lugar propio para ensayar los llevó a establecer "El Moyote".

"Al principio solamente buscábamos un espacio que nos sirviera para guardar nuestras cosas y ensayar, sin embargo al llegar a este lugar pensamos en abrir una sala de lectura y un foro cultural para invitar artistas locales", dijo.

Explicó que escogieron el nombre de "El Moyote" porque es una palabra meramente lagunera y uno de los objetivos del centro cultural es difundir lo nativo de la región.

“Lo importante de los lugares culturales independientes es no esperar a que el gobierno te suelte la limosna. Queremos darle valor a los autores locales, pues hay muchos se quieren ir de Torreón porque no ven oportunidades".

"Actualmente nos mantenemos por las aportaciones de cada uno de los integrantes del grupo, pero la idea es que pueda establecerse un café y de esa forma cubrir el 50 por ciento del costo de la renta", detalló.

García Hernández mencionó que proyectan también otras fuentes de ingresos como talleres e impartición de clases de otros idiomas como el francés.

Actualmente el foro presenta cada quince días una función de Cuentacuentos con Raúl Esparza y todos los viernes por la tarde una función de “La Tropa Cachivaches”.

Además de eso, lanzaron recientemente una convocatoria a los grupos actorales locales para la serie “15 días de teatro”, la cual considera presentar una obra escénica por día durante dos semanas seguidas.

Según Elías Alejandro, los espacios culturales pueden sostenerse a sí mismos, esto siempre que haya una constancia de quienes los promueven. De igual forma no debe esperarse a obtener un apoyo gubernamental para impulsarlo. “Lo importante de los lugares culturales independientes es no esperar a que el gobierno te suelte la limosna”.

Recordó que en su momento El Cafecito del Fondo, el cual estaba dentro de una librería en el centro de la ciudad, fue un espacio demandando por la población y eso lo hizo rentable. “El Moyote” está ubicado en la privada Ponciano Arriaga número 158 y abrió sus puertas a inicios del mes pasado.

Por su parte, Isidro Hernández Rodríguez, encargado del Foro Colectivo “Tumbao”, coincidió en que la necesidad de espacios culturales siempre será un factor para el nacimiento de sitios alternativos de promoción artística.

“Surgió como cualquier otro foro independiente, es decir, siempre va haber la necesidad de más espacios culturales. Aún cuando haya un gran recinto cultural hay quienes tienen la necesidad de hacer algo de manera alternativa, pues no quieren ataduras porque no coinciden con las instituciones”, dijo.

Recordó que el Tumbao surgió hace más de diez años con esa idea y para hacerlo sostenible fue adaptado para ser café-restaurante. “Al principio no pensamos en
cómo sostenerlo, pero un espacio independiente no deja de ser una pequeña empresa cultural. Es algo que puede sostenerse solo”, indicó.

De igual forma opinaron Rocío Matías y Sandra Trejo, quienes en colaboración con otros jóvenes laguneros impulsan la creación del complejo “La Mina”. “Vemos que es viable poder crear un espacio de expresión que incluso nos permita en un futuro dejar nuestros trabajos”, dijo Sandra.

En ese sentido, el recinto que trabajan ofrecerá una galería de arte, una librería de libros usados, un foro para presentaciones culturales, un café-bar y un mercado
que le permita a los creadores laguneros vender su obra.

“Queremos darle valor a los autores locales, pues hay muchos artistas que se quieren ir de Torreón porque no ven oportunidades”, indicó Trejo.

También consideran ofrecerles a los artistas locales, la renta de espacios para que realicen sus labores, así como la impartición de diversos talleres. La propuesta cultural abrirá sus puertas durante el mes de agosto, mientras tanto la rehabilitación del inmueble corre a cargo de las siete personas que lo impulsan y ejercen diversos trabajos.

El nombre hace alusión a la calle donde se ubica (Javier Mina número 75 sur), así como “a los tesoros que habrá ahí”, a decir de las entrevistadas.