Construyen el Centro para la Cultura y las Artes José Rolón

El terreno es del Gobierno del Estado. A partir del 2015 albergará carreras técnicas en diversas disciplinas; el proyecto incluye un auditorio de 30 mdp.
Dentro del conjunto quedará la antigua estación de bomberos
Dentro del conjunto quedará la antigua estación de bomberos (Enrique Vázquez)

Guadalajara

El arquitecto Pedro Ramírez Vázquez tuvo la mala suerte de dar su servicio social en 1947 en Ciudad Guzmán como arquitecto. Le gustó la ciudad y su tesis tiene que ver con ella, pero además dejó un regalo para Zapotlán El Grande, creó los planos de una Casa de la Cultura que ya está en la primera etapa de construcción”, dice Cayetano Chávez Villalvazo, director de Cultura de ese municipio, quien junto con el hijo del prestigiado creador de espacios vigila el
proyecto considerado desde hace casi diez años y que vio la luz en octubre pasado.

En una edición publicada este año titulada Arquitectura. Pedro Ramírez Vázquez, se muestra un catálogo de la obra realizada y proyectada del reconocido
urbanista. Chávez Villalvazo puntualiza que se trata de más de 400 páginas y en la 329 vienen los planos de lo que el gobierno municipal denominó el Centro
para la Cultura y las Artes José Rolón, que lleva el nombre de otro de los hijos ilustres que ha dado esta tierra.

La primera etapa del proyecto costará once millones de pesos aportados entre tres instituciones de los tres órdenes de gobierno, informa el funcionario. El pasado 31 de octubre se colocó la primera piedra en el terreno de dos mil metros cuadrados aportado por el gobierno de Jalisco que comprenden también un auditorio para 500 personas que requerirá una inversión de 30 millones de pesos adicionales, una encomienda que queda para futuras administraciones,
refiere el también docente en artes. 

En un recorrido realizado por MILENIO JALISCO se constata que el proyecto está en la fase que corresponde a la mecánica de suelo y se puede observar además de la primera piedra con los datos de la obra que será inaugurada en 2015, la estación de bomberos, un pequeño edificio de valor patrimonial que se integrará al ensamble cultural que se encuentra muy cerca del recinto ferial sobre la avenida Pedro Ramírez Vázquez, paralelo a lo que fue la vía del ferrocarril del siglo pasado. En este pasillo se encuentra también la estación del tren que fue restaurada hace nueve años y que se convertirá en galería, solamente falta que la Dirección de Desarrollo de Promoción Económica y Turismo desaloje la estructura que utiliza de oficinas. De acuerdo al funcionario de Cultura, “aún está como área administrativa desde hace once años aproximadamente”.

Según las pancartas colocadas en el lugar, los trabajos de esta primera etapa deben de quedar listos entre el 10 de octubre al 29 de diciembre de este año, y acorde a Chávez Villalvazo la construcción a cargo de Pedro Ramírez Campuzano, hijo del creador del proyecto, debe ser entregada a más tardar en 
septiembre del próximo año.