Cuestionando la existencia en voz de un muñeco

"Setenta veces siete", escrito y actuado por Armando Samaniego, es un monólogo referente a la capacidad de perdonarse a sí mismo, teniendo como protagonistas a Agustín y Don Caralampio. 
A causa de la manipulación de Don Caralampio, un muñeco, Agustín se pierde a sí mismo.
A causa de la manipulación de Don Caralampio, un muñeco, Agustín se pierde a sí mismo. (Aldo Cháirez Villegas)

Torreón, Coahuila

Como de antaño, con teatro guiñol y ventrílocua se presentó "Setenta veces siete" en el Centro Cultural José R. Mijares, como parte del Festival de Monólogos Coahuila 2015.

Bajo una trama existencialista que plantea una interesante propuesta sobre la relación entre un ventrílocuo y su muñeco.

El monólogo "Setenta veces siete", escrito y actuado por Armando Samaniego bajo la dirección de Luisa Samaniego, es parte del amplio repertorio de la compañía de teatro "Tenderete", el que también cuenta con obras de teatro y espectáculos interactivos.

Una tragicomedia, la historia es sobre Agustín quien es obligado por las circunstancias a tomar una difícil decisión.

¿Cuántas veces debemos perdonarnos a nosotros mismos? y ¿Cuántas veces los demás serán capaces de hacerlo?.

A causa de la manipulación de Don Caralampio, un muñeco, Agustín se pierde a sí mismo.

"Setenta veces siete" subió al tablado del teatro de cámara Jorge Méndez Garza del Centro Cultural José R. Mijares bajo una función gratuita y con un recinto casi lleno.

"Nos da un gusto enorme que artistas como ellos sean tomados en cuenta para formar parte de este Festival de Monólogos Coahuila 2015", definió Salomón Atiyhe Estrada, titular del recinto.

De esta forma, proveniente de Monclova "Secretos de Confesión" de Humberto Robles, actuación y dirección de Héctor Moreno se hará presente este sábado 18 de julio.

Las actividades finalizan el día 19 de julio a las 7:00 de la tarde con "El atentado" uno de los textos más representativos e incisivos del gran escritor y dramaturgo Jorge Ibargüengoitia, llevada a escena por la Asociación Coahuilense de Teatristas bajo la dirección de Gustavo García.

Obra además perteneciente al programa "Teatro para Todos" de la Secretaría de Cultura, con lo que terminan su fase en Torreón.