En deplorables condiciones el Pilar Rioja 

Las filtraciones de agua a causa de la lluvia ponen en peligro los 3 mil ejemplares con los que cuenta la biblioteca, así como el techo a punto de desplomarse es un risgo para usuarios y maestros.
El Centro Cultural Comunitario Pilar Rioja de Torreón se encuentra en deplorables condiciones.
El Centro Cultural Comunitario Pilar Rioja de Torreón se encuentra en deplorables condiciones. (Lilia Ovalle)

Torreón, Coahuila

El Centro Cultural Comunitario Pilar Rioja, que asiste en sus intenciones creativas y culturales a niños, adolescentes y adultos de escasos recursos, se mantiene en deplorables condiciones y con el techo a un paso del colapso, lo que pone en riesgo la seguridad de sus usuarios.

El único espacio que permanece útil es el salón de pintura, ubicado a poca distancia de la entrada principal.

A un paso de iniciar sus inscripciones para los diferentes talleres culturales, el recinto se encuentra lleno de humedad y charcos, producidos por las goteras que se evidenciaron al dejar correr en días pasados el agua de lluvia, por todas las piezas del centro cultural.

El resto del inmueble, desde la cafetería, biblioteca, salones de danza y otros espacios creativos, se encuentran inutilizados entre goteras y cuarteadas estructurales.

La situación obliga a que se realice una evaluación de daños tras el período de lluvias, donde participen el director del recinto, Gerardo Moscoso y la secretaria Ana Sofía García Camil, que deberán determinar las reparaciones pertinentes, se indicó a través del área de comunicación social de la Secretaría de Cultura de Coahuila.

En noviembre pasado, Gerardo Moscoso explicó en entrevista para Milenio que el recinto cultural no cuenta con patronato y durante el 2015 lo único que se reparó fue el teatro de cámara Salvador Novo, gracias a recursos aprobados y etiquetados en el año 2013 a través del Fondo de Apoyo a la Infraestructura Cultural, por un monto de 900 mil pesos.

En su momento, el director del Centro también detalló que no existía un plan contingente ante la falta de mantenimiento, que hizo estragos sobre los materiales que se utilizaron en la confección y diseño del recinto cultural.

Aún así en el edificio se mantienen dando clase al menos 20 profesores de distintas disciplinas artísticas a un total de 400 usuarios, en tanto que se mantiene en lista de espera a 200 interesados en asistir a los talleres.

La biblioteca cuenta con al menos 3 mil ejemplares que se encuentran en riesgo, debido a las filtraciones que mantiene el techo del recinto.

Gerardo Moscoso dijo que con todo lo anterior, el recinto no maneja un presupuesto propio, en tanto que el gobierno Estatal mantiene el pago de la nómina y el gasto corriente.

En el recorrido realizado se pudo observar incluso a la encargada de la vigilancia, una empleada de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, enfocada en trapear pisos.

En tanto que dos trabajadoras del Centro Cultural se enfocaron en intentar sanear el espacio de la biblioteca municipal, Manuel José Othón, donde enormes hules negros se colocaron sobre las estanterías.