"Biblioteca no debería estar en el CCC Pilar Rioja"

El director Gerardo Moscoso señaló su molestia por la incursión que realizó el director de bibliotecas del ayuntamiento, Saúl Rosales Carrillo, quien mandó a unos trabajadores para impermeabilizar.
Biblioteca en el Centro Cultura Pilar Rioja de Torreón.
Biblioteca en el Centro Cultura Pilar Rioja de Torreón. (Lilia Ovalle Arias)

Torreón, Coahuila

Al precisar que la Biblioteca que se aloja en las instalaciones del Centro Cultural Comunitario Pilar Rioja depende de la Red Nacional de Bibliotecas y del ayuntamiento de Torreón, Gerardo Moscoso apuntó que no debería estar ahí.

Con evidente molestia por la incursión que realizó el director de bibliotecas del ayuntamiento, Saúl Rosales Carrillo, quien mandó a unos trabajadores para impermeabilizar el techo que cubre la biblioteca Manuel José Othón sin dar aviso, Moscoso Caamaño acotó que el recinto cultural no es un burdel para que cualquiera llegue a hacer lo que desee sin permiso.

Moscoso indicó que la biblioteca incumple incluso con las disposiciones de la Red Nacional, que requiere un espacio de 200 metros cuadrados donde se incluya sanitarios, una iluminación adecuada y salida al exterior.

"Creían que eran goteritas nada más, como así lo creyó Saúl Rosales que quería impermeabilizar el espacio de la biblioteca y ahí es otro tema que hay que tocar, la biblioteca no debería estar aquí, esa biblioteca depende de la Red Nacional de Bibliotecas y del municipio, ahí en ese espacio que es como este (la dirección) están esas dos instancias, pero para empezar el espacio se prestó sin que haya ningún papel de pormedio".

Dijo que al asumir la coordinación del CCC Pilar Rioja, la biblioteca ya estaba allí debido a que se prestó el espacio para albergar el acervo de las bibliotecas Enriqueta Ochoa y la Manuel José Othón y no se quedaran en cajas, expuesto en un salón atrás del teatro Salvador Novo.

"Quien recibió este inmueble fue el maestro Jaime Hinojosa y él propuso la biblioteca en ese salón pero no hay ningún papel. Entonces ahí llueve y el maestro Rosales (Carrillo) manda a unos trabajadores sin avisar, ni a mí ni a la directora administrativa ni a nadie, a que impermeabilicen el espacio de la biblioteca, lo que demuestra un total desconocimiento de cómo está la estructura en todo el Centro".

"Mandó a los trabajadores desconociendo el problema de base que es un declive del techo que hace que ahí se estanque (la lluvia) que era lo que pasaba en el Salvador Novo".

"Entonces para empezar no avisaron a nadie y esto no es un burdel, que llega cualquiera y hace lo que le da la gana, o sea, de institución a institución debieron de dirigirse y entonces evitaban comprar el impermeabilizante, mandar aquí a dos trabajadores y saber cómo está y recordarles que están de prestado en este espacio", acotó.