Centro de las Artes de Hidalgo se fortalece con egresados

El Centro de las Artes de Hidalgo apostó recientemente por reclutar a profesores salidos de sus aulas, les garantizan continuidad en sus objetivos a mediano plazo, pero sobre todo una ...
Moisés Siurob Palomares, bailarín de 28 años egresado de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea.
(Héctor Mora )

Pachuca

El Centro de las Artes de Hidalgo apostó recientemente por reclutar a profesores salidos de sus aulas, les garantizan continuidad en sus objetivos a mediano plazo, pero sobre todo una identificación institucional que permitirá que su cátedra se consolide y alcance importancia a nivel nacional.

Uno de estos docentes es Moisés Siurob Palomares, un bailarín de 28 años egresado de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, responsable ahora del grupo que congrega a las jovencitas que concluyeron su formación en la escuela, pero aún la representan en los festivales donde se promueve el ingreso a Danza Contemporánea.

"La Escuela fue para mí un parte aguas en mi vida, de estar haciendo realmente nada entré por curiosidad, y fue donde conocí el arte y quedé completamente enamorado. Me gusta pensar en la idea que eventualmente se convierta en una academia de tradición."

Para Moisés la academia es una consecuencia lógica para muchos de los artistas egresados del Centro, regresar a él para consolidar su sistema es un objetivo planteado por la mayoría de los profesores jóvenes que continuaron con su educación en las artes.

Una meta que el profesor observa que pronto se conseguirá, la continuidad en programas de estudio y las presentaciones en encuentros de danza permitirán consolidarlo, y por el momento es su objetivo inmediato.

"El Centro de las Artes sigue creciendo y avanzando, yo lo veo con buen nivel y que al paso que vamos en cinco años podremos hablar de que a nivel nacional la cátedra de esta escuela tenga presencia, aún no la tenemos en festivales de ballet. Y el beneficio será que demos una clase más del tipo de una ciudad central, por lo menos en el aspecto dancístico estamos en una etapa temprana", compartió.

"Me gustaría profundizar en lo que hago, soy un maestro aún joven. Pero definitivamente es de mi interés estar aquí mucho tiempo, me veo como un hidalguense y sí me veo en el Centro de las Artes para que la gente de Hidalgo se vaya distinguiendo por bailar y practicar el ballet de manera correcta, pues se practica mucho pero no está enseñado correctamente, además que la gente no sabe apreciarlo."

Por eso suma a los objetivos del Centro la formación de públicos, gente que asista a distintos espectáculos culturales y aprecie el trabajo formativo de los jóvenes de manera seria, sin mediar de ante mano por prejuicios.

"Culturalmente veo complicado que se acerquen un poco más lo varones, lo que me gustaría es que se hiciera un sistema más profundo de captación, para tener alumnas y alumnos que en verdad tengan cualidades. Y recordarle a los papás que a veces las llenan de actividades, ya el ballet es un arte muy absorbente, y no encuentro mucho sentido a cansarlas haciendo demasiadas cosas a medias, y finalmente eso se traduce en nada", agregó.