Censida dará más de 6 millones de pruebas de VIH gratis

Instauran el 23 de noviembre como día nacional para aplicar esos estudios a la población de riesgo y así detectar a quienes ignoran que portan el virus.
Patricia Uribe, directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida.
Patricia Uribe, directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida.

México

En México se realizará por primera vez el Día Nacional de la Prueba de Detección de VIH/sida, en el que ofrecerán más de 6 millones de estudios clínicos de laboratorio gratuitos a la población de riesgo, incluyendo a presos, prostitutas, hombres que tienen sexo con hombres, usuarios de droga, e inclusive a embarazadas, informó Censida.

Patricia Uribe, directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida (Censida), detalló que se eligió el 23 de noviembre para realizar las pruebas con base en la NOM 010, la cual marca lineamientos de confidencialidad, que es voluntaria, y que se acompaña de consejería.

Además, en caso de resultar positivas, brindarán al paciente el tratamiento necesario con el propósito de “erradicar la cadena de contagio e infección por desconocimiento”, ya que calculan que 48 por cento de los portadores del virus ignora su situación.

“La prueba se espera que se la realicen hombres que tienen sexo con otros hombres, queremos cubrir más de 90 por ciento; llegar a un millón 890 mil embarazadas, y alrededor de 30 mil transexuales”, comentó.

El examen también se ofrecerá “a trabajadoras y trabajadores sexuales y personas que están en prisiones, que pueden ser hasta 4 millones de pruebas. No podemos dar una cifra exacta, porque todo dependerá del tamaño de la población (que la acepte)”, aclaró Uribe, pues cuando Censida le ha dado la opción a las embarazadas, cuatro de cada 10 rechaza el estudio.

“Se incluirán prueba en 120 lugares de 29 entidades”, comentó la funcionaria, sin precisar monto que invertirán ni tampoco cuáles son los dos estados que determinaron no participar en el programa.

ESTADÍSTICAS

 “Se calcula que en América Latina hay 1.4 millones de personas viviendo con VIH y de éstas más 179 mil viven en México”, sin contar a los que desconocen que son portadores del virus, comentó Uribe.

México forma parte de los países con prevalencias a la baja. Las estadísticas indican que a escala mundial los casos de nuevos contagios están alrededor de 0.8 por ciento (8 por cada mil infectados). En América latina es 0.4 por ciento y en México es 0. 24 por ciento.

“Sigue habiendo nuevos casos, pero cada vez son menos. Entre 1999 a 2004 se tuvieron 14 mil nuevas infecciones, en la actualidad son 9 mil. Ha disminuido 30 por ciento”, subrayó.

Pese a que en México es mínimo el contagio del VIH/sida, se siguen registrando infecciones por vía perinatal (de madre embarazada a su bebé), y la meta es llegar a cero casos de este tipo en 2018.  

“La transmisión vertical o perinatal se ha disminuido 50 por ciento, el pico más alto fue en 2006. Si no hiciéramos nada, tendríamos una prevalencia 0.06 por ciento, 340 niños infectados, sin embargo, el año pasado solo se registraron 131 casos”, detalló.

Actualmente, Censida efectúa un estudio con la UNAM para analizar los casos y detectar los eslabones críticos en el contagio perinatal. “Estamos acelerando el paso”, para llegar al objetivo de eliminar este tipo de transmisión del virus.

Uribe comentó que en México el problema de esta “pandemia” se encuentra “estable”; sin embargo, sigue siendo el sector de jóvenes (entre 15 y 29 años) los que presentan más alta prevalencia, ya que representan 30 por ciento de las 179 mil 478 personas a las que se les ha detectado el patógeno.

BAJA MORTALIDAD

La política del control de la pandemia, afirmó Uribe, ha reducido la mortalidad al grado que una persona con tratamiento y antirretrovirales puede vivir 40 años con la misma calidad de vida de alguien que no tiene sida.

En la actualidad más de 75 mil mexicanos reciben tratamiento y antirretrovirales: un total de 58 mil 326 tienen sida y el resto son seropositivos, es decir, portan el virus pero todavía no han desarrollado la enfermedad. Calculan que alrededor de 200 pacientes desarrollan resistencia al año, por lo que se les otorga tratamiento de rescate, cuyo costo es de 300 mil pesos anuales por caso.

De los pacientes, 80 por ciento utiliza tratamientos de primera línea, cuyo costo es de 32 mil pesos, y 15 por ciento que ya tiene algún grado de resistencia y afectaciones renales, en cuyo caso el gobierno federal invierte 57 mil pesos al año por sujeto.

Uribe concluyó que el acceso universal a antirretrovirales está garantizado para todas las personas que llegaran a tener un resultado positivo en pruebas confirmatorias.