Cenizas de Federico Campbell, al desierto de Sonora

"Federico debe estar en un espacio muy amplio, como era su espíritu, en el desierto", dijo la esposa del escritor.
Federico Campbell
Federico Campbell (Yolanda Morales)

Ciudad de México

El norte siempre fue un territorio de pasión vital y literaria para el escritor Federico Campbell, con lo que pareciera que no hay mejor escenario para que descansen sus restos, al menos así lo adelantó su viuda, Carmen Gaitán, quien señaló que le gustaría esparcir sus cenizas en el desierto de Sonora.

"Federico tuvo una gran fascinación por Sonora y por Baja California, pero hay un gran amigo de él que vive en el desierto de El Altar y tal vez vayamos Víctor Mendoza y yo a esparcir sus cenizas: yo no veo a Federico, que eran un andarín, encerrado en una urna. Federico debe estar en un espacio muy amplio, como era su espíritu, en el desierto.

Durante el sepelio del colaborador de MILENIO, en el Panteón Francés, a donde llegaron a despedirse familiares, amigos e intelectuales, Carmen Gaitán también adelantó que espera que los libros del escritor, reunidos a lo largo de medio siglo, puedan ser donados al Centro Cultural Tijuana (Cecut), "donde tienen un rincón de lectura, pero no tiene una gran biblioteca.

La también directora del Museo Nacional de San Carlos señaló que prácticamente ya se encuentran listos sendos volúmenes de Federico Campbell: Padre y memoria, que será publicado por Editorial Océano, además de La era de la criminalidad, que editará el Fondo de Cultura Económica; asimismo, prácticamente dejó listos Zurcido invisible y Periodismo escrito, un manual de periodismo que circula en fotocopias.