El Cenidim celebra sus cuatro décadas con una exposición

Con 80 objetos de su acervo, el centro de investigación logra resumir su trayectoria.
La muestra incluye aparatos, fotografías y partituras.
La muestra incluye aparatos, fotografías y partituras. (Héctor Téllez)

México

Entre los objetos emblemáticos de la muestra Cenidim: 40 años construyendo la memoria musical de México, se encuentran, por ejemplo, el tlapanhuehuetl y el teponaztli que el compositor Carlos Chávez mandó construir para la interpretación de su Sinfonía núm. 2 o Sinfonía india, estrenada en 1936 en Estados Unidos.

Con estos y cerca de 80 objetos más, entre los que se incluyen partituras, fotografías, aparatos de grabación y reproducción, así como música en diferentes soportes como casetes y cilindros, y documentos antiguos, el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Carlos Chávez (Cenidim) celebra cuatro décadas de investigar y construir la memoria musical de nuestro país.

Este tipo de investigación ya se realizaba en la Sección de Música del Departamento de Bellas Artes, que después se transformó en la Sección de Investigaciones Musicales, y fue hasta 1975 cuando se consolidó como Cenidim.

Este centro ha sido la sede de investigadores que a través de su trabajo han generado y promovido el conocimiento y la divulgación de la música mexicana, con especial énfasis en la conservación y el rescate del patrimonio musical a través de estos documentos, que se presentan por primera vez al público.

La curadora de la exposición y también investigadora del Cenidim, Jimena Palacios Uribe, explicó que la muestra se encuentra estructurada en tres núcleos temáticos: el primero es una introducción, donde se observa el trabajo de los viajeros, los años en que los primeros investigadores iban a los lugares más remotos a recuperar las tradiciones mexicanas y a sus artífices, con una tecnología que ahora ya nos parecería obsoleta.

“El segundo núcleo habla sobre las tareas del Cenidim hoy en día: investigar, documentar y difundir la música de México. La gente va a tener información sobre cada una de estas tres áreas y aprovechamos para contarle qué tenemos en nuestros acervos: la colección de música virreinal,  ópera del siglo XIX, instrumentos musicales de México, China, Israel, Japón, Alemania, Noruega, Suiza, y una colección de portadas de partituras del siglo XIX, entre otras cosas”, explicó Palacios Uribe.

El tercer núcleo representa lo que es la investigación hoy; ahí se muestran los productos de investigación: libros monográficos, transcripciones de música antigua, partituras de música contemporánea, grabaciones y los nuevos métodos de conservación que se realizan con apoyo de la Fonoteca Nacional.

Además, puede consultarse el interactivo 40 compositores, 40 años de investigación, en el que se incluye información de autores estudiados por los investigadores del Cenidim, con biografías básicas, fotografías, documentos, partituras y audios de su música más representativa.

Otro espacio está dedicado a los archivos que recientemente adquirió el Cenidim, como los de la soprano Ernestina Garfias y del compositor José Vázquez, así como las colecciones Encuentros musicales, como la de Jerónimo Baqueiro Foster y otras heredadas por artistas y compositores que han sido muy importantes en nuestra historia musical.

La exposición puede apreciarse en la galería Juan Soriano de la Biblioteca de las Artes del Cenart, Río Churubusco 79, colonia Country Club, hasta el próximo 14 de febrero.