Durante la semana próxima, el Cenart presenta Músicas y Danzas del Mundo

El encuentro ha sido organizado por el Cenidim y el Departamento de Etnomusicología y el Centro de Artes Latinas de la UCLA.
James Newton.
James Newton. (Xavier Quirarte)

México

En la revista All About Jazz, un lector se preguntaba si alguien sabía qué había “pasado con el gran flautista James Newton. Parece como que ha desaparecido desde que perdió el caso de sampleo con los Beastie Boys. Sería una vergüenza que dejara de tocar, pues sus habilidades como flautista son realmente sorprendentes”.

Newton demandó a los hip hoperos por utilizar un fragmento de una de sus composiciones sin pagar los derechos correspondientes. Ante un corporativo de abogados voraces perdió un pleito que le costó mucho dinero, pero le hizo ganar en dignidad. Y aunque no goza de la popularidad de los Beastie Boys, ha seguido adelante con su propuesta musical que engloba diversas culturas, representativa de los artistas que, junto con él, participarán en el Festival de Músicas y Danzas del Mundo, que se realizará del 9 al 13 de junio en el Centro Nacional de las Artes.

Organizado por el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical Carlos Chávez (Cenidim), el Departamento de Etnomusicología y el Centro de Artes Latinas de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), el encuentro es una iniciativa de Steve Loza, académico de esa institución. En entrevista con MILENIO, dice que el contingente está formado “por profesores y alumnos que tocan y bailan la música de China e Indonesia, un grupo que mezcla instrumentos de Turquía, Irán e India, dos bandas de jazz y dos destacados profesores y músicos del género, James Newton y Justo Almario, que dirigirán los ensambles de jazz de la Escuela Superior de Música. También se presentará el Thelonious Monk Institute Ensemble”.

La idea es informar sobre la historia de estas músicas, para luego impartir talleres donde se muestra cómo tocarlas y finalmente ofrecer conciertos. La UCLA cuenta con un gran  programa de etnomusicología, dice el investigador cuyos trabajos han sido apoyados por becas de las fundaciones Fulbright y Ford. “En un mundo globalizado, es importante para cualquier estudiante de música o de danza aprender algo de las culturas de otros países. Es como aprender otras lenguas, otros idiomas. Es importante conocer las culturas de estas otras sociedades del mundo y no solo los conflictos políticos”.