Celebrarán al "Gran Cocodrilo"

Participarán en la conmemoración de su centenario Conaculta, FCE, UNAM y la Secretaría de Cultura del DF.
María Cristina Cepeda, Eduardo Vázquez, Rafael Tovar y de Teresa y David Huerta, hijo del poeta.
María Cristina Cepeda, Eduardo Vázquez, Rafael Tovar y de Teresa y David Huerta, hijo del poeta. (Cortesía de Conaculta)

México

En 2014 se conmemoran los centenarios de los nacimientos de Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas. Ya pasó el del premio Nobel de Literatura y, ahora, todo está dirigido a rendir homenaje al Gran Cocodrilo, Efraín Huerta, en cuyo entorno se conjuntaron esfuerzos de diferentes instituciones federales y del Distrito Federal para “celebrar las obras del espíritu y la imaginación de hombres cuyo centenario festejamos”, en palabras del también poeta David Huerta.

De acuerdo con el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, cada uno, desde su ángulo y su propia visión del país y del mundo, dio lo mejor de sí “para ayudarnos a entender nuestro presente y nuestro futuro.

“Más allá de hablar de la obligación de hacer homenajes, la cultura de un país la forman hombres y mujeres con su pensamiento diverso, y una cultura como la mexicana hubiera sido muy distinta si en el siglo XX no hubieran existido las figuras de Huerta, Paz y Revueltas”.

Durante la presentación del amplio programa de actividades, que incluye presentaciones de libros, mesas redondas, exposiciones, música y cine, el secretario de Cultura del Distrito Federal, Eduardo Vázquez Martín, destacó la conjunción de esfuerzos como un ejemplo de que la cultura es el mejor espacio para el diálogo y la convivencia.

En ello coincidió el director del Fondo de Cultura Económica (FCE), José Carreño Carlón, quien aseguró que el esfuerzo está dirigido a relanzar a la circulación, a la lectura de las nuevas generaciones, autores clave de las letras mexicanas, “quienes también son grandes personajes públicos, querido, venerados y venerables, con una obra fundamental que también espera la lectura de los lectores de hoy y, muy probablemente, los de mañana”.

Aproximación lúdica

A diferencia de lo ocurrido en el homenaje a Octavio Paz, para Efraín Huerta (Silao, Guanajuato, 18 de junio de 1914-Ciudad de México, 3 de febrero, 1982) se preparó un programa que está más cerca de la aproximación lúdica a su vida y a su obra, a desarrollarse sobre todo en junio.

Entre las actividades destaca la realización del Gran Cocodrilo Fest, el 22 de junio, un recorrido que realizarán jóvenes de la Red de Fábricas de Artes y Oficios de la Ciudad de México, encabezado por un alebrije-cocodrilo monumental, en cuyo contexto se develará una inscripción en mármol del poema “Avenida Juárez”.

Desde las 10 de la mañana hasta las 17 horas habrá lecturas en voz alta, una de ellas transmitida en vivo por Radio Educación, además de música mediante la adaptación de algunos de sus poemínimos lo mismo para soprano y piano que para marimba.

El FCE lanzará una nueva edición de Poesía completa, a cargo de Martí Soler; una edición iconográfica de Huerta, la antología El otro Efraín, y la primera edición de El Gran Cocodrilo, una selección de poemínimos con ilustraciones de Doctor Alderete. La Dirección General de Publicaciones del Conaculta publicará una edición facsimilar de Los hombres del alba, que en 2014 conmemora siete década dese su lanzamiento.

Entre las actividades que tiene preparadas la Secretaría Cultura del Distrito Federal se encuentran una tarjeta conmemorativa del Metro, la exposición itinerante Efraín Huerta, poeta de la ciudad, que estará en vitrinas de 15 estaciones del Sistema de Transporte Colectivo, así como acciones culturales en su memoria todos los domingos de junio a octubre en plazas, parques y museos de la Ciudad de México.

La UNAM también tiene listo un programa para conmemorar el centenario del nacimiento de Efraín Huerta, a través de la Dirección de Literatura, como una acción poética en hojas sueltas y papeles volantes que servirán para acercar a los jóvenes a los poemínimos y a sus aforismos.

“En la dirección”, destacó su titular, Rosa Beltrán, “vamos a editar la obra periodística de Huerta, cuya curaduría y prólogo está a cargo de Raquel Huerta Nava. Lo más importante es aprovechar los aniversarios para reconstruir la memoria, porque no es suficiente que estén entre los lectores profesionales; autores como Efraín Huerta merecen estar en las mentes y la imaginación de la gente de a pie”.

Para conocer a detalle cada una de las actividades programadas por las diferentes instituciones, en las próximas semanas se lanzará una página específica para difundir y revisar la obra de un poeta y periodista indispensable, vigente y contemporáneo, a decir de la escritora.

Hacia las nuevas generaciones

Para el presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, no se trata solo de organizar homenajes para recordar a los personajes, sino abrir el horizonte hacia los nuevos lectores, en especial situar su legado en el contexto actual y en el del devenir de la cultura mexicana.

“Lo más importante de un homenaje, más allá de repetir los nombres y darle vuelo a la imaginación, en el caso de los hombres de letras, es leerlos, valorar su pensamiento y tratar de integrarlos a nuestra visión del mundo, concretamente entre los jóvenes, porque las instituciones no solo piensan en poner un nombre a un vagón del Metro o un timbre postal. Es un medio para acceder a públicos que de otra manera no tendrían la manera de situar a estos personajes y tener la curiosidad de conocerlos.”