Festejan Día Mundial de la Marioneta

Entregaron un reconocimiento al Mérito Titiritero a Miguel Contreras, quien en 1973 fundó el Taller de Teatro Guiñol y Marionetas del Departamento de Bellas Artes 
Entregaron un reconocimiento al Mérito Titiritero a Miguel Contreras
Entregaron un reconocimiento al Mérito Titiritero a Miguel Contreras (Enrique Vázquez)

Guadalajara

El patio del Ex Convento del Carmen albergó la tarde de ayer a más de cien niños quienes en compañía de familiares acudieron a la celebración del Día Mundial de la Marioneta que organizó la Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA) Jalisco y la Secretaría de Cultura estatal (SC).

Una de las actividades del programa fue la entrega del reconocimiento al Mérito Titiritero a Miguel Contreras, quien en 1973 fundó el Taller de Teatro Guiñol y Marionetas del Departamento de Bellas Artes que tenía su sede en dicho patio. “Me siento muy contento y muy honrado porque el reconocimiento ha venido por parte del gremio”, dijo Contreras quien agregó que se retiró del teatro hace seis años, cuando se jubiló de profesor de Educación Artística de la Escuela Normal de Jalisco y de Teatro Escolar. 

“Fueron 48 años de trabajo continuo, hice todo lo que quise, me siento realizado, ahora solo me dedico a pintar”.

Contreras dice sentirse satisfecho de que su labor rindió frutos, “hoy el gremio asciende a casi 70 titiriteros en la ciudad. Ese taller lo mantuvimos durante 15 años de manera continua”, dice el experto, quien comenta que ha trabajado con varias técnicas desde los títeres de varilla, los de guante  y las marionetas de hilo, siendo éstas dos últimas en las que se sintió siempre más cómodo. 

Actualmente Contreras prepara una exposición de piezas elaboradas en óleo sobre tela y acrílicos para celebrar sus 50 años de pintor. Por su parte, Nacho Cucaracho, representante de UNIMA afirmó que para otra ocasión solicitarán un espacio con más aforo, “no esperábamos que vinieran tantos niños”.

Después de que se entregó a Contreras, un ramo de flores, una botella de vino y su reconocimiento, la función de títeres continuó hasta la noche.