Casos de abusos de Legionarios no procederán por antigüedad

El director en funciones de la congregación, Silvester Heereman, afirmó que ninguna de las denuncias contra Marcial Maciel se encuentra abierta.

México

Los abusos sexuales que reconocieron los Legionarios de Cristo no procederán judicialmente, porque se tratan de casos antiguos, afirmó el ex sacerdote Alberto Athié. A su vez, el director en funciones de esa congregación, padre Silvester Heereman, afirmó que ninguno de los casos de abuso sexual denunciados en contra del padre Marcial Maciel se encuentra abierto en la Comisión de Acercamiento que los revisó y que fue instalada por el cardenal Velasio de Paolis, delegado pontificio de la Legión de Cristo.

En entrevista con MILENIO, Alberto Athié manifestó que el anunció de los Legionarios de Cristo sobre los abusos cometidos por algunos de sus integrantes es para proteger a la sede papal, que presentará un informe al Comité de Derechos del Niño de la ONU donde se le solicitó informar qué ha hecho respecto a las denuncias de abuso sexual cometidos por sacerdotes.

En este contexto, en la ONU se podrá mencionar que la Legión ya trabaja en este sentido y la sede apostólica no es responsable de casos particulares que no sucedieron en su territorio. Solo dan datos duros de cuántos casos son; sin embargo, no se dice quienes fueron los responsables.

De señalar que algunos casos tienen tiempo que se denunciaron, y están los archivos en la Congregación para la Doctrina de la Fe, solo se confirmaría que tenían conocimiento y no se hizo nada desde hace años.

La Comisión de Acercamiento que preside Mario Marchesi, cuya misión es atender a quienes querían solicitar alguna acción por parte de la Legión de Cristo con relación a la persona del padre Maciel, informó de los 35 casos que se han registrado en los años que
tiene la Legión.

Por eso, en el texto se menciona que las víctimas del fundador que se han acercado a la comisión han sido “visitadas, escuchadas y atendidas”, y “se ha visto con cada una, cómo la Legión les podría ayudar a curar sus heridas y afrontar las dificultades de su vida presente”.

La comisión ha presentado propuestas personalizadas al Delegado Pontificio Velasio de Paolis y a la dirección general. “Hemos actuado en consecuencia y en este momento ninguno de estos casos queda abierto”.

En la carta enviada a los Legionarios el sacerdote también presentó recomendaciones de cómo afrontar los fenómenos de los abusos y destacó que en el centro de su atención deben estar las víctimas.

Estableció que en la Legión de Cristo “no haya espacio alguno para la ambigüedad en la protección de la inocencia de los menores y personas vulnerables que están bajo nuestro cuidado pastoral”.

Este, dijo, será un tema a tratar en el Capítulo General, la prevención de los abusos y atención a las víctimas, por eso se acompañará de cerca a los territorios para que “estén a la altura de su responsabilidad en la prevención del abuso de menores, en la atención a las denuncias de abuso, en la ayuda a las víctimas, la atención pastoral a los agresores y en la comunicación de las conclusiones de los procesos a los afectados y a quienes corresponda”.

También es necesario un adecuado discernimiento de los religiosos en formación, en el camino vocacional y especialmente durante los años de la formación inicial, cada uno debe plantearse con honestidad la pregunta y dialogar con sus formadores sobre la existencia de algún impedimento o condición que pueda poner en riesgo a las personas que, como sacerdote, tendrá bajo su cuidado”.

Para ello, subrayó, que “no teman pedir ayuda ante las diversas dificultades que se les puedan presentar”, así como disponibilidad para escuchar y atender a quienes hayan sufrido un abuso.

El director en funciones recordó la invitación a quien “hubiera sufrido un abuso por parte de un miembro de nuestra congregación, para que considere la posibilidad de acercarse y abrir su experiencia”.

Por eso, si algún Legionario hubiera sufrido un abuso sexual en el pasado, independientemente de quien haya sido el agresor, porque “nadie puede guardar silencio ante los abusos sexuales, igualmente, si alguno observa comportamientos imprudentes, o transgresiones de límites, o tiene noticia fuera de la confesión de abusos sexuales contra menores, le pedimos que no guarde silencio”.

Según la naturaleza de lo ocurrido y observando los procedimientos establecidos, pedimos denuncie los hechos a la autoridad competente para que se tomen las medidas oportunas.

Al “reconocer las heridas que hay en nuestra historia, Dios nos hace capaces de sanarlas y de comprometemos para sacar de ellas lecciones que nos ayuden en el futuro”, indicó.

Por otro lado, Javier Bravo, de la congregación en México, informó a MILENIO que los datos difundidos ayer por Notimex tienen un error, pues los números que se presentaron en la carta del Padre Heereman corresponden a que en toda la historia de la congregación se recibieron 35 denuncias, y no en los últimos
18 años como lo manejó la agencia.

 

Claves

 Otra acusación


-El padre Luis Garza, responsable de los Legionarios del territorio de norteamérica, informó que en julio de 2012 se presentó una denuncia de abuso sexual en contra el padre Guillermo Izquierdo.

-La situación habría ocurrido con un novicio durante su período como instructor de novicios en Cheshire, Estados Unidos (1982 a 1994). Actualmente tiene 85 años y padece demencia senil. No ha ejercido su ministerio sacerdotal desde 2008.

-Por ello “no pudo ni ha podido responder a las preguntas e interrogatorios sobre las denuncias”. Las autoridades de la Legión recibieron recientemente otra denuncia contra Guillermo Izquierdo que será debidamente investigada, afirmaron.