Casa Vecina festeja hoy una década de existencia

El proyecto surgió como espacio de reflexión y creación, además de dar cabida a las inquietudes de la gente que se mueve por ahí.
Diagnostica y actúa con base en las necesidades de la comunidad.
Diagnostica y actúa con base en las necesidades de la comunidad. (Especial)

México

A diez años de que el proyecto cultural y social Casa Vecina, creado por la Fundación del Centro Histórico en la Ciudad de México, abriera sus puertas en la calle de Regina con la finalidad de recuperar y rehabilitar el entorno, los vecinos hacen su propia evaluación de este proyecto.

El grupo nuRui recorrió las calles de Echeveste-Regina-Misioneros, recopiló las opiniones de los habitantes y comerciantes de la zona sobre lo que ha cambiado y desaparecido tras las acciones de Casa Vecina. Esos testimonios, acompañados de fotografías y de imágenes intervenidas, forman parte de la exposición Tejiendo a tres hilos, explicó Helena Braunstajn, coordinadora del proyecto.

Microurbanismo

Sobre la realidad que se vive en el Centro Histórico tras el inicio del proyecto, destaca una de las reflexiones de los vecinos: "Antes de que cerraran (las calles), comercialmente había más movimiento. Ahora podemos cerrar más tarde y vender más. Las remodelaciones no son un problema sino la invasión de productos chinos y la falta de apoyo del gobierno a la industria local. Ahora los clientes vienen menos por culpa de las arañas (de tránsito)".

Asimismo, Casa Vecina compartirá con el público los resultados de su programa Microurbanismo CH que, desde su creación, investiga, diagnostica y actúa basado en las necesidades y requerimientos de la comunidad circundante.

En primer lugar, se exponen en la planta baja las muestras Rastreando modernidad, Rehabilitación de jardines y construcción de mobiliario como metáfora de vida, y El arte de bordar y tejer en Regina. Mesa móvil para trabajo en espacio público. La última reúne a la sombra de un árbol a un grupo de tejedoras con la intención de revalorar el barrio y generar una apropiación del espacio público, explicó Christian del Castillo, coordinador de ese programa.

Recreación del origen

Hoy, el proyecto cultural y social Casa Vecina celebrará con una gran fiesta sus primeros 10 años de vida. Surgió el 6 de octubre de 2005 como un espacio de reflexión y de creación, con el objetivo de dar
cabida a las inquietudes de cada uno de los integrantes de la comunidad del corazón de la Ciudad de México.

Al hacer un balance de estos dos lustros, Helena Braunstajn, coordinadora de Casa Vecina, aclaró que este espacio no es un museo porque no cuenta con un acervo, ni tampoco es una galería, ya que no persigue fines de lucro.

La coordinadora se comprometió a que este foro continuará con el compromiso adquirido con la producción, la difusión del arte y la cultura, donde la voz de los vecinos ha sido y es fundamental.Acerca de la manera en que serán festejados estos primeros 10 años, Braunstajn dijo que se recreará "la primera instalación con la que se inauguró Casa Vecina: se trata de la obra Ciudad Respira, de la artista Andrea Camarelli, pero ahora en su cuarta versión. La obra consiste en intervenir todas las ventanas del edificio con cortinas y ventiladores para que por fuera el público puedan apreciar cómo se mueven rítmicamente, como si el edificio respirara".

El festejo también contempla la renovación del Jardín Radial, que diseñó hace seis años el artista Jerónimo Hagerman, cuyas plantas son utilizadas incluso por los vecinos para dar vida a sus negocios.

Asimismo, hoy los artistas Mauricio Valdés y Miguel Mesa, que actualmente están en residencia cultural, presentarán su proyecto Agüero+Arenero, el cual consiste en una investigación artística y musical.

La fiesta tendrá lugar a las 19:00 horas en Casa Vecina, ubicada en el Primer Callejón de Mesones, esquina con Regina, en el Centro Histórico.