Muere el arquitecto Carlos Mijares Bracho

El también académico de la UNAM falleció en la Ciudad de México a los 84 años.
El arquitecto Carlos Mijares Bracho al recibir la Medalla Bellas Artes de manos de la directora del INBA, María Cristina García Cepeda.
El arquitecto Carlos Mijares Bracho al recibir la Medalla Bellas Artes de manos de la directora del INBA, María Cristina García Cepeda.

México

El arquitecto Carlos Mijares Bracho, distinguido con el Premio Universidad Nacional en el área de arquitectura y diseño en 2001 y la Medalla Bellas Artes en 2013, falleció hoy en esta ciudad, a los 84 años de edad.

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) dio a conocer el fallecimiento de quien fuera también profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como de otras instituciones académicas del país.

"Lamento profundamente el fallecimiento de Carlos Mijares, gran arquitecto y ser humano, amigo entrañable. Mis condolencias a su familia", publicó María Cristina García Cepeda, titular del INBA, en su cuenta de Twitter.

Nacido el 26 de abril de 1930 en la Ciudad de México, Carlos Mijares Bracho estudió en la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM y se desempeñó como docente en distintas universidades mexicanas desde 1954.

Impartió clases de historia general de la arquitectura e historia de la arquitectura contemporánea, además fue titular del Taller de Proyectos y profesor del Taller de Proyectos de Restauración de Monumentos Históricos en la UNAM, refirió el INBA, en un comunicado.

Fue miembro fundador del Seminario de Historia de la Arquitectura en la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM, y coordinador del Departamento de Enlace y Cultura de la institución.

Además, encabezó la Cátedra Extraordinaria Federico Mariscal en la Facultad de Arquitectura de la UNAM, con "Estancias y recorridos arquitectónicos, en el lugar, en el espacio y en el tiempo".

Como académico ofreció cátedras, cursos, conferencias y seminarios en países como Costa Rica, Colombia, Venezuela, España, Francia, Alemania y Holanda.

En 2004, donó a la UNAM su archivo personal, el cual está conformado por planos, fotografías, libretas, maquetas, entre otros, y es resguardado por el Archivo de Arquitectos Mexicanos de la Facultad de Arquitectura.

Colaboró en los seminarios de estructuras compositivas y el taller de diseño urbano en la Universidad Iberoamericana, donde fue miembro del Consejo Universitario, y fue maestro distinguido en la Universidad de Colima.

Fue académico de número de la Academia Mexicana de la Arquitectura, integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes como creador emérito, asesor del Taller Internacional de Arquitectura en Cartagena de Indias y miembro del jurado de la Bienal de Arquitectura de México.

Por su destacada labor obtuvo también el Premio Luis Barragán a la excelencia en el ejercicio de la práctica profesional, por el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México (1994).

En diciembre de 2013 recibió la Medalla Bellas Artes, que otorga el INBA, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, ceremonia en la que María Cristina García Cepeda destacó el "talento, la pasión y la sensibilidad artística" del arquitecto.

Como parte de su obra destaca la planta de Vehículos Automotores Mexicanos en la carretera México-Toluca (1964-1965); la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Ciudad Hidalgo, Michoacán (1968-1983); la capilla del Panteón de Jungapeo en Michoacán (1984-1986) y la Christ Church en la Ciudad de México (1988-1990).

Entre sus libros publicados se encuentran Arquitectura de nuestro tiempo (1971), San Ángel (1997), La Petatera, sabiduría decantada (2000), Tránsitos y demoras, esbozos sobre el quehacer arquitectónico (2002) y Ramón Marcos. Vida y obra (2005).