'El desapego es mi idea del paraíso': Carla Faesler

La escritora presentó en la FIL su primera novela y respondió al Interrogatorio FILIAS.
La escritora Carla Faesler
La escritora Carla Faesler

Guadalajara

La escritora mexicana Carla Faesler presentó en la Feria Internacional del Libro su primera novela 'Formol' de editorial Tusquets, en la que narra la historia de un corazón que reposa en un frasco de formol.

Para Faesler, que ha escrito poemas y ahora escribió una novela, no hay géneros literarios porque cada vez están más desdibujados y se puede pasar de uno a otro en un mismo texto.

Faesler respondió así al Interrogatorio FILIAS:

¿Qué es lo que te hace feliz en este momento de tu vida?

─Escribir.

¿Cuál es tu poeta favorito?

Sor Juana Inés de la Cruz, Osvaldo Lamborghini, Anne Carson.

¿Cuál es tu libro favorito?

'Lady into Fox' de David Garnett, un clásico inglés; es maravilloso cómo escribe el autor de la transformación fisiológica y biológica de la mujer. Es una fábula maravillosa. 'La lechuza ciega' (The blind owl) de Sadeqh Hedayat; es un viaje de opio, te lleva hasta el último rincón de esta habitación que crea el autor, una habitación alucinada. 'La condesa sangrienta' de Alejandra Pizarnik: me transformó la idea de cómo escribir sobre lo sórdido y el horror del mundo de una manera extraordinaria.

¿Cuál es tu género literario favorito?

─Para mí no hay géneros literarios. Cada vez están más desdibujados. He publicado poesía y esta novela me hizo descubrir lo que ya había intuido, que los géneros no necesariamente dirigen la creación artística.

¿En qué momento de tu vida consideras que triunfaste?

─En ninguno. El concepto de triunfo no está en mi diccionario.

¿Qué necesitas para ponerte a escribir?

─Puertas cerradas

¿Qué es lo más difícil para ti de escribir?

─Textos que no me interesan y que tengo que hacer porque es trabajo.

¿A qué edad te diste cuenta de que querías ser escritora?

─Desde chiquita tenía yo un diario. También soy adicta al radio, siempre me llamaron muchísimo la atención las palabras. Por eso entré por la poesía, el radio, el sonido, la musicalidad.

¿Cuál es la cualidad que más te gusta de tu personalidad?

─Imaginación y humor.

¿Cuál es tu mayor miedo?

─Al no. A la obcecación, a lo obcecado.

¿Qué odias de México?

─No odio nada de México, pero estoy como todos en el desasosiego y en la tristeza con los más de 30 mil desaparecidos. La impunidad y la corrupción de la clase política no me gustan.

¿Cuál es tu director de cine favorito?

─Stanley Kubrick y Clint Eastwood.

¿Cuál fue tu primer trabajo?

─Fui voluntaria en la asociación proparalitíco cerebral, APAC, trabajando con chavos con parálisis cerebral. Yo quería ser doctora y me gustaba mucho ir ahí a ayudar.

¿Qué tiene un mexicano que lo diferencia de los demás?

─La fuerza ante la tragedia. La identidad también ya es un concepto complejo, móvil y poco definido que no necesariamente define tú identidad.

¿Qué te hace falta hacer antes de morir?

─En lo personal nada, justamente el llegar más y más y más al desapego, al no desear nada. Desapego es para mi la idea del paraíso.

¿Qué canciones te gustaría escuchar el último día de tu vida?

─'Vejaciones' de Eric Satie, que para mí es como música tipográfica. Me gustan las 'Variaciones Goldberg' de Bach. Y adoro a Juan Gabriel.

¿A qué escritor que ya murió te hubiera gustado conocer?

─A Sor Juana, que era una mujer increíble, con muchos claro obscuros. Y a Witold Gombrowicz, me fascinaría.

¿Cuál es el mejor recuerdo de tu niñez?

─Vivir en el teatro. Crecí en el teatro blanquita en la ciudad de México. Mi mamá era escenógrafa, desde chica estuve en las presentaciones de Juan Gabriel, María Victoria, era la época de carpa.

¿Cuál ciudad a la que no hayas ido te gustaría visitar?

─Damasco, alguna ciudad de Madagascar, la Isla de Pascua y Buenos Aires.