Hoy sólo en Sapioriz se canta el cardenche

También conocida como “laboreña” porque se cantaba al final de una jornada de trabajo, es una de las expresiones de la música popular más antiguas de la Comarca Lagunera.
El grupo Los Cardencheros de Sapioriz está integrado por Fidel, Genaro, Guadalupe y Antonio.
El grupo Los Cardencheros de Sapioriz está integrado por Fidel, Genaro, Guadalupe y Antonio. (Aldo Cháirez)

Comarca Lagunera

“Yo ya me voy a morir a los desiertos, me voy dirigido a esa Estrella Marinera. Sólo en pensar que ando lejos de mi tierra, nomás me acuerdo y me dan ganas de llorar”, cantan los Cardencheros.

El grupo de Cardencheros del Ejido Sapioriz Durango del municipio de Lerdo, está compuesto por cuatro hombres trabajadores del campo: Fidel Elizalde García, Genaro Chavarría Ponce, Guadalupe Salazar Vázquez y Antonio Valles Luna.

Ellos además del cuidado de sus tierras llevan a cuestas la encomienda de mantener vivo el canto cardenche en la región.

"Nos han hecho muchos reconocimientos por todas partes del mundo, la gente nos ve y nos felicita, nos han puesto como el orgullo de la comunidad, pero hasta ahí, nosotros no somos artistas, seguimos siendo los mismo campesinos de nuestras tierras".

“Cuando nosotros decidimos integrarnos como el grupo "Los Cardencheros de Sapioriz", ya hace más de 20 años, dijimos que íbamos a dedicarnos primero a esto antes que nada y así ha sido, a la hora que nos invitan y a la hora que se ofrece dejamos el azadón o lo que estemos haciendo para ir a cantar y a cumplir nuestra misión”.

La Canción Cardenche es una expresión de la cultura campesina de la región Lagunera que se encuentra en peligro de desaparecer, si bien aún existen personas prácticamente en todos los municipios de La Laguna que saben las canciones o alguna vez cantaron, hoy sólo en una comunidad se canta actualmente con un grupo en forma y es en el Ejido de Sapioriz Durango.

Como muchas de las manifestaciones del patrimonio cultural de México, la canción cardenche atraviesa por una situación difícil para su mantenimiento. De las medidas que se implementen dependerá su preservación o su desaparición.

“Ha sido a nuestros padres, también Cardencheros, a quienes nosotros les aprendimos. Cuando llegaban de las haciendas o de su trabajo en el campo, era su modo de expresar el cansancio que sentían, de platicarnos su felicidad o sus tristezas", recordaron los Cardencheros de Sapioriz.

Comentaron que es más un lamento de la gente del campo, de esos tiempos de jornadas de trabajo extenuante.

"Ellos lo hacían también como una forma de platicar y de compartir entre ellos. Entre la plática surgía de forma natural el canto. Es eso lo que queremos mantener, esa naturalidad de exteriorizar el sentir que era normal compartir en aquellos tiempos".

Fidel, Genaro, Guadalupe y Antonio, compartieron que ellos sienten que es su responsabilidad el conservar esa tradición heredada de sus padres.

"Es algo que nos gusta y que nos echamos a cuestas sobre que después de nuestros padres deberíamos de continuar con esto que nos dejaron como herencia".

Comentaron que siguen siendo los mismos hombres del campo de hace 20 años. "Nos han hecho muchos reconocimientos por todas partes del mundo, la gente nos ve y nos felicita, nos han puesto como el orgullo de la comunidad, pero hasta ahí, nosotros no somos artistas, seguimos siendo los mismo campesinos de nuestras tierras".

Manifestaron que el canto cardenche es una tradición oral también dedicada a la mujer, un canto al amor y al desprecio.

Si bien este canto cuenta con registros impresos, de audio, video y documentales, En la actualidad incluso ya se logró conformar un grupo de jóvenes cardencheros.

"El repertorio es extenso y de todas clases de letras". Piezas como "Por estas calles", "Cuando la redonda luna", "Amigos míos les contare una historia", "No sé porque", "ya vine ya estoy aquí" y "Yo ya me voy a morir a los desiertos", son sus cantos favoritos a interpretar.

"Cantar al desierto, allí donde se desgrana el maíz. Fuera del caserío, ahí a donde uno se va a llorar".

EN RIESGO DE PERDERSE

La canción cardenche es una de las expresiones de la música popular más antiguas de la Comarca Lagunera. Se interpreta a capella, sin instrumentación, las tesituras naturales de las tres o cuatro voces que intervienen logran crear armonías musicales de gran emotividad.

Los especialistas consideran que esta forma de interpretación musical guarda similitud con el arte polifónico del siglo XVI.

Si bien este canto cuenta con registros impresos, de audio, video y documentales, En la actualidad incluso ya se logró conformar un grupo de jóvenes cardencheros, a pesar de estas acciones y esfuerzo se reconoce que este canto continua en riesgo de perderse.

Muchos de sus elementos culturales se han ido desdibujando con el paso del tiempo, uno de los factores principales de esto es porque se ha perdido de vista el proceso socio cultural que existe intrínsecamente relacionado con los pobladores de la zonas rurales que se consideran como los verdaderos detentadores de este patrimonio cultural.

Es una serie de signos y significados que envuelve a la comunidad a través de esta manifestación, y que ha venido a alterar en muchos casos las dinámicas dentro de esta.