Marco Parisotto dirige a la Camerata

El pianista Antonio Manzo D'Nes fue el solista invitado en el quinto concierto de la temporada otoño - invierno donde se ejecutaron piezas del alemán Felix Mendelssohn.

Torreón, Coahuila

Entre las melodías de las cuerdas y los vientos de la Camerata de Coahuila, se escondió anoche un dramaturgo al que todos conocemos.

Una nostalgia soñolienta cubría a este personaje. "Un sueño de noche de verano", fueron los hilos que tejían la capa de melodías tras las que se ocultaba Shakespeare.

En el quinto concierto de la temporada otoño - invierno de la Camerata, interpretaron las composiciones del alemán Felix Mendelssohn, un ávido lector del dramaturgo inglés William Shakespeare.

El próximo concierto de la Camerata será el 23 de octubre, en el que presentarán la ópera Puccini con César Piña y Ramón Shade será quien tome la batuta.

Amante en especial de su obra "Un sueño de noche de verano" a la que le compuso una sinfonía, pieza que además abrió el concierto de anoche en el teatro Nazas.

Las piezas fueron dirigidas en esta velada por el director canadiense Marco Parisotto.

Se ejecutaron melodías que Mendelssohn compuso para piano. Esta fue el Concierto para Piano No. 1 en Sol menor, Op. 25. El pianista Antonio Manzo D'Nes ocupó la silla del instrumento de las blancas y las negras.

La noche fue cerrada con la Sinfonía No. 4 en La mayor "Italiana", Op. 90. Una sinfonía en la que Mendelssohn trató de dar vida a través de la música a su concepción sobre el arte, la naturaleza y la gente de Italia.

El primer movimiento, Allegro vivace, dilucida su dominio de la forma y la técnica.

Los primeros compases de la melodía son famosos por sus brillantes acordes de las las violas y violines y cornos, que preparan al escenario para un festejo al calor del ritmo y al color de la orquesta.