Emotivo concierto del día del amor regala la Camerata

Tuvo de solista a Salvador Llin Domínguez, corno principal de la orquesta, bajo la dirección del joven italiano Gabriele Pezone, programa estructurado entre él y director residente Ramón Shade.
Gabriele Pezone fue el director invitado.
Gabriele Pezone fue el director invitado. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Emoción suave como la noche de luna llena, calidad a raudales y un concierto redondo. Así fue la tercera jornada de la temporada 2014 de la Camerata de Coahuila en el Teatro Nazas.

Contó con la brillante intervención del valenciano Salvador Llin Domínguez, corno principal de la orquesta, que fue solista en el Concierto para Corno número 3 en Mi Bemol Mayor K. 447 de Wolfgang Amadeus Mozart.

También estuvo el joven italiano Gabriele Pezone, como director huésped quien estrechó una relación amistosa, llena de generosidad por su parte y desde toda la orquesta que se mostró muy contenta con su visita.

El pianista y director de 31 años de edad, organista, que ha trabajado con coros y visita México por tercera ocasión, se mostró muy contento de venir a Torreón por primera vez y piensa en regresar.

Gabriele Pezone, se mostró muy contento con el ensamble coahuilense del que se expresó positivamente al opinar que es una agrupación fresca con un toque latino que le agrada mucho.

El solista de la noche fue Salvador Llin, principal de la sección de cornos. El músico valenciano que llegó a Torreón el verano pasado, tuvo una afortunada intervención con el concierto para corno y orquesta número 3 Amadeus Mozart.

En la segunda parte del programa regresó a su sitio en la orquesta para la interpretación de la Sinfonía Número 3 en La Mayor, Opus 56, conocida como “La escocesa”, de Félix Mendelsohn, algo que dijo Pezone, no se acostumbra en Europa y que habla de la frescura y humanismo de los músicos en América.