Italia y México se fusionan en quinto concierto de Camerata

Un teatro Nazas a medio llenar, con butacas vacías que se desaprovecharon ante la muestra de virtuosismo del cellista y el director invitados, el italiano Roberto Trainini y el mexicano José Areán.
Roberto Trainini y José Areán, los invitados de la Camerata en el quinto concierto.
Roberto Trainini y José Areán, los invitados de la Camerata en el quinto concierto. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

El quinto concierto de temporada de Camerata de Coahuila se celebró con un teatro Nazas a medio llenar, con butacas vacías que se desaprovecharon ante la muestra de virtuosismo del cellista y el director invitados, el italiano Roberto Trainini y el mexicano José Areán.

Fueron tres los compositores interpretados: Gabriel Fauré (1845-1924), Camille Saint-Saens (1835-1921) y Jean Sibelius (1865-1957).

Del primer compositor de origen francés, la pieza escogida fue 'Pavana' en fa sostenido menor, Op. 50. que si bien fue compuesta para piano, su versión orquestal es la más reconocida y por lo tanto la versión tocada por Camerata.

Es una canción cuyo inicio es suave, casi ininteligible, pero con arranques que lograron estremecer al público.

De ahí siguió el Concierto para violoncello y orquesta No. 1 en la menor, de Saint-Saens. Tuvo la intervención del cellista invitado y además, fue la que se llevó los aplausos del público, debido al virtuosismo y celeridad del italiano.

Esta composición Saint-Saens se atrevió a romper con los cánones, pues reemplazó las partes tradicionales de la forma, lo que dio como resultado una pieza de movimiento continuo, con tres secciones marcadamente estructuradas.

Terminada esta obra, Trainini regresó a tomar su cello y en solitario tocó una melodía que a diferencia de la anterior, era de suerte apasible, aunque algunas de las notas le daban un aire melodramático, casi lúgubre.

Quien cerró la noche fue el finlandés Jean Sibelius con la obra Pelléas et Mélisande, suite para orquesta Op. 46.

En principio, esta obra fue compuesta para teatro en su vertiente simbolista, de esta manera la sección del concierto en la que Sibelius ocupó el escenario.

Fue un conjunto de pequeñas partes que se presentan en una puesta en escena y un conjunto de pequeñas partes que dieron punto final al quinto concierto de Camerata de Coahuila.