Un joven director con deber social

Miguel Salmón del Real estará al mando este viernes en el concierto de la Camerata de Coahuila en el Teatro Nazas de Torreón.
Miguel Salmón del Real.
Miguel Salmón del Real. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

En su debut con la Camerata de Coahuila el director invitado Miguel Salmón del Real, quien es actualmente titular de la Orquesta Sinfónica de Michoacán compartió que desde niño he tenido el contacto con la música.

"Aprendí a tocar varios instrumentos, algunos de manera autodidacta, como la guitarra, la flauta travesera, el saxofón, las percusiones y el piano ya de manera más formal. Un director de orquesta que canta o que toca algún instrumento se distingue mucho de uno que no", dijo.   

Opinó que ahora hay grandes potenciales de directores de orquesta en México.

"Es un repertorio muy atractivo y de buen nivel, con una obertura muy conocida y en la parte solista uno de los conciertos de piano más famosos, en este caso interpretado por la pianista de casa Mariana Chabukiani. Es aplaudible que las orquestas enfrenten a sus integrantes al reto de solistas ya que se tiende un desafío mayor".


"En esencia un director de orquesta es un intérprete de la partitura orquestal, es la persona encargada de la calidad sonora mediante su técnica y musicalidad, pero más allá de la esencia nos hemos convertido en muchas otras cosas, como por ejemplo un gestor cultural, un comunicador, un divulgador, creo yo adquirimos el deber social de aprender a percibir las necesidades del entorno, de que es lo que la gente necesita de la música clásica". 

Dice que en este país hay que darlo todo, ya que existe mucho por sembrar a diferencia de los países de primer mundo, en donde sólo se tiene que continuar lo cultivado

"Entonces de esa manera el director se convierte en un emprendedor social que lleva la causa de la música a los oidos de la gente que lo rodea", añadió.  

Por otra parte, que el país tenga ya varias orquestas no quiere decir que estén bien consolidadas, las hay de muchos tipos, las que dependen del Estado, de una universidad o las autónomas o de iniciativa privada.

"En el caso de la Camerata de Coahuila es de admirarse un proyecto bien sembrado en donde se combina el Estado y la iniciativa privada, en donde se han hecho maravillas para llevar la cultura y la música de primer nivel a la gente de Coahuila", comentó. 

Esta noche se interpretará una de las obras medulares del repertorio pianístico universal: el Concierto de Grieg, programa además integrado por la obertura a El Cazador Furtivo de Carl María Von Weber y la Sinfonía No. 3 “Renana” de Schumann.